Los diferentes perfiles de DuPonty Dow pueden facilitar su fusión

Jacob Bunge
Brent Kendall
(0)
11 de diciembre de 2015  

CHICAGO—La posible fusión entre DuPont Co. y Dow Chemical Co. crearía un coloso de la industria química con operaciones en sectores que van desde los materiales industriales a la agricultura, por lo que probablemente deberá enfrentar una prolongada y detallada evaluación de las autoridades de la competencia.

La unión de estos titanes industriales estadounidenses daría lugar a una compañía con un valor de mercado superior a US$131.000 millones, según la cotización de sus acciones al jueves, y probablemente dará lugar a quejas de agricultores y otros clientes recelosos de la concentración del mercado.

La incertidumbre se acentúa en un contexto en el que varias tratativas de fusión de alto perfil han sido bloqueadas por las autoridades estadounidenses.

Aun así, algunos analistas estiman que la operación podría lograr el visto bueno porque Dow y DuPont no compiten directamente en muchas de sus principales líneas de productos y podrían deshacerse de activos en las áreas en las que se superponen, como las semillas de maíz y las membranas usadas en la construcción de viviendas.

"Durante los últimos 10 años, las empresas no han sido verdaderamente competidoras", indica Jonas Oxgaard, analista de Sanford C. Bernstein. Dow y DuPont "solían ser los dos grandes rivales estadounidenses en productos químicos, pero han seguido caminos completamente divergentes".

Dow, con sede en Midland, estado de Michigan, y DuPont, de Wilmington, Delaware, negocian una fusión entre iguales. El grupo combinado luego se dividiría en tres empresas centradas en la agricultura, plásticos y otros materiales de base química, y productos especiales como las enzimas, informó The Wall Street Journal.

Las partes han dedicado poco tiempo al análisis de las implicaciones en materia de competencia debido a que sus abogados creen que la división en tres entidades aliviaría la presión regulatoria, de acuerdo con fuentes cercanas. Dow y DuPont planean presentar la compañía combinada sólo como un vehículo temporal para reducir los costos antes de la escisión y creen que la superposición capaz de disparar objeciones antimonopolio es mínima.

Seth Bloom, abogado antimonopolio de Washington que no participa en las negociaciones, dice que combinar dos grandes empresas no es necesariamente malo desde la perspectiva de la competencia. Añade, sin embargo, que el plan de dividir en tres la compañía combinada no ayudará necesariamente a Dow y DuPont. "Lo que importa es el tipo de posición que esos negocios tienen en el mercado", sentencia.

Dave Andrea, vicepresidente sénior y economista jefe de la Asociación de Proveedores de Equipos Originales, un grupo de proveedores de la industria automotriz, dice que cualquier combinación entre grandes empresas incitaría a los clientes a evaluar sus fuentes de abastecimiento.

A Wendel Lutz, que cultiva alrededor de 200 hectáreas cerca de Dewey, en el estado de Illinois, le preocupa que una mayor consolidación entre proveedores agrícolas desemboque en precios más altos en un momento en que los agricultores afrontan el tercer año de precios bajos para sus granos. "Siempre que falta competencia, eso no va a ser un buen negocio para los compradores de esos productos", enfatiza.

En el rubro de los plásticos, tanto Dow como DuPont desarrollan productos a base de etileno, pero apuntan a diferentes porciones del mercado, señala William Young, director gerente de ChemSpeak LLC, una consultora sobre la industria de productos químicos y agrícolas. En el caso de las automotrices, Dow les vende adhesivos, mientras que DuPont provee componentes interiores, dicen analistas.

Al sumar la capacidad relativamente modesta de procesamiento de etileno en EE.UU. de DuPont a la de Dow, la capacidad anual combinada llegaría a casi 4,7 millones de toneladas al año, frente a los actuales 4,1 millones de Dow, y representaría aproximadamente 15% del total de EE.UU., estima Young.

Sealed Air Corp., que produce envolturas y material de empaque de plástico para la industria alimentaria, compra grandes vo-lúmenes de resinas de Dow, pero ha reducido su relación con DuPont. Un portavoz de la compañía de Carolina del Norte dijo que una fusión "probablemente no tendría un gran impacto en nosotros".

En el tercer sector, químicos especiales, Dow y DuPont venden diferentes productos a algunos de los mismos clientes. Para los paneles solares, Dow vende placas modulares y DuPont vende pastas que ayudan a transmitir electricidad. DuPont vende enzimas para los fabricantes de alimentos, mientras que Dow produce polímeros que se usan en geles para el cabello y lociones.

El Departamento de Justicia de EE.UU. y la Comisión Federal de Comercio, que evalúan las fusiones, han presentado este año desafíos legales notables a los acuerdos en negociación. También han aprobado fusiones después de analizarlas detenidamente.

Bloom, el abogado antimonopolio, prevé un examen exhaustivo de un acuerdo entre Dow y DuPont. "No es el momento más fácil para conseguir la aprobación de un acuerdo", dice. Los reguladores "van a hacer una revisión muy pormenorizada".

A veces los organismos antimonopolio consideran otros elementos, aparte de la tradicional competencia directa entre dos empresas que buscan combinarse. Por ejemplo, algunos observadores antimonopolio cuestionaron que el Departamento de Justicia tuviera grandes fundamentos para oponerse a la propuesta de adquisición de Time Warner Cable Inc. por Comcast Corp., debido a que las empresas no compiten en los mismos mercados geográficos.

A pesar de la falta de superposición geográfica, las autoridades se centraron en las preocupaciones sobre el daño que el acuerdo podría causar a la competencia al dar a la empresa fusionada demasiado poder sobre la red de banda ancha, los propietarios de los canales de televisión y el futuro desarrollo del mercado de video en línea.

—David Benoit, Alison Sider y Bob Tita contribuyeron a este artículo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.