Michael Dell ganaría la batalla por su empresa, pero ¿la enderezará?