Son mendocinos, tomaron el ejemplo del vino y buscan reducir los costos de packaging

El equipo YG, una firma mendocina con reconocimiento internacional en la industria del diseño de etiquetas de bebidas.
El equipo YG, una firma mendocina con reconocimiento internacional en la industria del diseño de etiquetas de bebidas.
Pablo Mannino
(0)
9 de septiembre de 2019  • 09:41

En el incipiente mundo de las startups en la Argentina sorprenden cada vez más las iniciativas que prometen revolucionar sectores y facilitar tareas. En este caso, la creatividad llegó de la mano de un grupo de jóvenes líderes de la industria del diseño en Mendoza, quienes idearon un sistema para evitar equivocaciones en todo el proceso de edición de packaging para reducir demoras y poner freno a los millones de dólares que se pierden en el mundo por errores de información en las etiquetas.

Se trata de Moondesk, un software que automatiza el trabajo operativo, aplicando inteligencia a la gestión de archivos, beneficiando a todos los miembros de un equipo: marketing, calidad, diseñadores, productor, imprenta, brand managers y cualquier persona que participe en la tarea.

Moondesk es una novedosa herramienta que automatiza el trabajo operativo.
Moondesk es una novedosa herramienta que automatiza el trabajo operativo.

La aplicación fue creada por YG (Yañez-Giogia), una empresa argentina con sede en tierra cuyana dedicada al diseño de marcas para bebidas a nivel nacional e internacional. De esta manera, el software permite también acelerar la llegada al mercado de los productos a los clientes que lo implementan, ya que reduce en un 70% el tiempo invertido en la realización de cambios masivos en archivos editables de packaging, dicen sus creadores.

Los mendocinos llevan 15 años trabajando en la presentación de productos para la industria del vino y detectaron la oportunidad de automatizar ciertas tareas que no tienen que ver con lo creativo sino con lo meramente operativo. Pusieron el ojo en aquellas acciones que están inmersas en procesos tediosos de iteración en donde "va y viene información variable" que tiene que ver con datos técnicos y legales en documentos como las contraetiquetas de vino.

"Vimos que era mucho el desperdicio de tiempo, por la poca eficiencia en el proceso; además de la desventaja de estar expuestos constantemente al error humano. Si un mínimo caracter como un punto o una letra de más o de menos en una contraetiqueta se imprime y sale al mercado, el producto puede ser rechazado en destino y el costo en dinero y en contaminación por el residuo que se descarta es enorme", contó a LA NACION, Mariano Gioia, Head of design y socio de MoonDesk, quien indicó que la aceptación de la herramienta está siendo muy buena, sobre todo en Argentina y Chile, además de haber validado el sistema en otras industrias como la farmacéutica, agroindustrial y alimenticia, entre otras. "Vimos que es un nicho donde encontramos problemas comunes", resaltó el especialista.

Con el software se busca reducir demoras y poner freno a los millones de dólares que se pierden en el mundo por errores de información en las etiquetas.
Con el software se busca reducir demoras y poner freno a los millones de dólares que se pierden en el mundo por errores de información en las etiquetas.

Según explican en el sector, en el proceso de gestión de archivos intervienen en promedio cuatro personas, que destinan 4 horas de trabajo diario, lo que se traduce en mil horas al año en esa tarea. Sin embargo, es millonaria la pérdida de dinero por las faltas cometidas en la elaboración de las etiquetas.

"El sistema permite a los equipos involucrados en aprobación de documentos de diseño enfocarse en tareas de valor agregado, mejorando la calidad e impactando directamente en la rentabilidad de las empresas. Imaginamos un mundo en el que las personas se enfoquen en trabajos que agreguen valor y donde la contaminación por errores de packaging no exista. Aunque llevará tiempo, ahora es posible imaginarlo", destacó Gonzalo Yáñez, CEO de MoonDesk.

En el diagnóstico que vienen realizando algunas startups en el país aparece un denominador común: las innumerables tareas repetitivas en las empresas que no aportan valor. Así, existe un desconocimiento generalizado por parte de la alta gerencia en la forma de realizarlas, por lo que aún no hay una conciencia del potencial de mejora en la rentabilidad y en la calidad del trabajo aplicando este tipo de herramientas. "Son múltiples los sistemas generados por startups que mejoran la productividad. El desafío mayor se encuentra en seleccionar los adecuados e integrarlos exitosamente a los procesos de cada compañía. Nos planteamos desde el comienzo crear una herramienta que facilite esa integración", indicó Yañez.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.