Steve Jobs y el pasado, presente y futuro de la iPad

El presidente ejecutivo de Apple habla sobre lo que sabe, y lo que desconoce, de su nuevo producto estrella
(0)
11 de junio de 2010  

Treinta y tres años después de haber ayudado a lanzar la era de las computadoras personales, el presidente ejecutivo de Apple Inc., Steve Jobs, sigue marcando la pauta. Bajo su tutela, la empresa trasformó la música digital con el iPod y el iTunes y sacudió la telefonía móvil con su iPhone. En abril, Jobs presentó la iPad, una computadora tableta que, en su opinión, podría dar el puntapié inicial a la próxima revolución informática. Jobs habló con los redactores de The Wall Street Journal Walter Mossberg y Kara Swisher sobre el origen de la iPad y su futuro. Estos son fragmentos editados de la conversación.

Una mirada fresca

Mossberg: En el pasado, usted dio motivos por los que una computadora tableta no era tan buena idea. Otra vez habló sobre que no iba a fabricar un teléfono porque tenía que venderlo a través de... creo que usó la expresión los cinco orificios.

Jobs: Sí. Es verdad. Cuatro, creo.

Mossberg: Las telefónicas.

Jobs: Descubrimos una forma de cambiarlo. Hallamos una forma de vender el teléfono que queríamos y definirlo de la forma en que lo queríamos definir. Tenemos el control que buscábamos sobre lo que había en el teléfono, en lugar de que lo controlara el operador.

Lo que recuerdo haberle dicho sobre la tableta fue que escribir a mano probablemente fue el método más lento jamás inventado para registrar información y que estaba condenado al fracaso... Lo que intentamos fue reimaginar la tableta. Creo que Microsoft hizo mucho trabajo interesante con la tableta. Lo que hicimos fue no competir con lo que hicieron ellos. Están completamente basados en un stylus. Lo que dijimos fue, si necesitas un stylus, fracasaste.

Eso fue el motor. Su computadora personal tableta se basaba en una PC. Tenía todos los gastos de una PC. Tenía la vida de la batería de una PC. Tenía el peso de una PC. Usaba un sistema operativo de una PC. Necesitaba la precisión del tipo de una flecha de un cursor. Desde el minuto en que tira el stylus, no puede obtener esa precisión. Por lo tanto, necesita un software totalmente distinto. No puede usar un sistema operativo de una PC y debe aceptarlo y decir: vamos a tener que crear esto a partir de cero porque todas las aplicaciones de computadoras personales no funcionarán sin ser reescritas de todos modos. Así que construimos un producto muy distinto.

Tabula Rasa

Mossberg: Cuando construyó este sistema operativo multitáctil, no lo hizo en una tableta enseguida, lo hizo en el teléfono. ¿Consideró una tableta cuando hizo el iPhone?

Jobs: Le contaré una especie de secreto. En realidad, primero comencé a trabajar en la tableta. Le pregunté a nuestro equipo: ¿Podemos inventar una pantalla multitáctil sobre la que se pueda escribir? Unos seis meses después me llamaron y me mostraron este prototipo de pantalla, y era sorprendente. Esto es a principios de la década de 2000. Se lo pasé a uno de nuestros brillantes miembros del equipo de IU (interfaz de usuario). Me llamó unas semanas después y me dijo que el desplazamiento inercial funcionaba y otras cosas. Ahí pensé: "Dios mío. Podemos hacer un teléfono con esto". Archivé el proyecto de la tableta porque el teléfono era más importante. Cuando pudimos, desempolvamos la tableta, tomamos todo lo que aprendimos con el teléfono y pusimos manos a la obra.

Swisher: ¿Cuál es el siguiente paso para la tableta? Hubo abundantes historias sobre sus visitas a las editoriales proclamando que era el salvador del periodismo.

Jobs: Una de mis convicciones más arraigadas es que la democracia depende de una prensa libre y saludable…. Todos sabemos lo que ha ocurrido con el modelo de esos negocios. No quiero que nos convirtamos en una nación de blogueros. Soy absolutamente partidario de hacer lo que sea para ayudar a las empresas de noticias a hallar nuevos modos de expresión para que puedan mantener intactas sus operaciones editoriales y de noticias.

Swisher: ¿Cree que funcionará?

Jobs: Todos hemos pasado a leer nuesras noticias en la web. Lo que tenemos que hacer es descubrir una forma de hacer que la gente empiece a pagar por este valioso contenido. No sé qué es lo que va a funcionar, pero la principal lección que Apple ha aprendido es la siguiente: hay que fijar un precio agresivo y salir en busca de volumen. Pienso que las personas están dispuestas a pagar por contenido. Ocurre con la música, con los medios y con las noticias.

Mossberg: ¿Llegará la tableta a reemplazar a las laptops?

Jobs: Cuando éramos un país agrario, todos los autos eran camiones, porque eso era lo que se necesitaba en el campo. Pero a medida que los vehículos se empezaron a usar en los centros urbanos, los autos se popularizaron. Innovaciones como la transmisión automática… que no eran importantes en un camión pasaron a ser primordiales en los autos.

Las PC serán como los camiones. Van a seguir existiendo, van a tener mucho valor, pero serán usadas por una de cada X personas. Creo que nos hemos embarcado en eso. ¿Es la iPad el próximo paso? ¿Quién sabe? ¿Ocurrirá el próximo año o en los próximos cinco o siete años? ¿Quién sabe? Pero creo que hacia allá nos dirigimos.

Mossberg: Aparentemente tienen la intención de entrar, en algún momento, al negocio publicitario.

Jobs: Queremos ayudar a nuestros desarrolladores a ganar un poco de dinero de modo que puedan seguir proveyendo aplicaciones gratis o de bajo costo a nuestros clientes. Esa es la razón por la que lo estamos haciendo. El negocio publicitario no nos va a generar mucho dinero. Algo muy interesante está pasando con los teléfonos celulares. No están haciendo lo mismo que las computadoras de escritorio o las laptops. Si una persona quiere averiguar a qué restaurante ir, no va a usar un motor de búsqueda y escribir japonés y Palo Alto. Van a acudir a Yelp o a la aplicación que prefieran. Los anuncios actuales son banners y uno los toca y ¿qué es lo primero que hacen?

Mossberg: Lo llevan a la página web.

Jobs: Lo sacan de la aplicación, lo envían al buscador y, si uno no está interesado en la publicidad, hay que hallar una forma de volver a la aplicación. ¿No sería estupendo si un anuncio móvil no lo sacara de la aplicación, sino que se apoderara de la pantalla, ofreciera una experiencia de primera de un aviso interactivo y, cuando usted lo desee, pudiera apretar un botón y regresar a la aplicación? Podríamos hacerlo en el sistema operativo, para que las aplicaciones no tengan que hacerlo. Podemos hacerlo de tal manera que el desarrollador de una aplicación pueda añadir estos anuncios interactivos en 30 minutos en lugar de trabajar con cada anunciante para hacerle algo especial en la aplicación, lo que es una locura.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.