Turquía se aleja de la democracia

(0)
30 de mayo de 2019  

Desde hace ya rato, nuestro país y Turquía son, desafortunadamente, compañeros de ruta en materia de penurias financieras, y sus derroteros económicos y políticos son seguidos de cerca en los mercados de deuda. A diferencia de la Argentina, cuya democracia está hoy esencialmente sana, en Turquía, el giro hacia el autoritarismo es altamente preocupante.

El gobierno que encabeza el presidente Recep Tayyip Erdogan ha acelerado su viraje hacia el autoritarismo luego de que su partido político (el AKP) perdió en las recientes elecciones en sus dos más grandes ciudades: Ankara y Estambul. Esto está generando alarma entre los operadores financieros respecto del futuro de Turquía. Las autoridades electorales turcas, dominadas por funcionarios que simpatizan con el oficialismo, acaban de anular sorpresivamente los comicios y están convocando a otros para el próximo 23 de junio, ante el comprensible estupor de muchos. Desde el fallido golpe de Estado de julio de 2016, el clima político se ha deteriorado sensiblemente. El arresto de más de 77.000 personas y el despido de unos 130.000 funcionarios públicos evidenciaron un desgaste de la democracia turca que continúa sin pausa. Se suma al escenario la previsible cuota de intranquilidad de las Fuerzas Armadas, que sufrieron también purgas muy profundas con motivo de aquel fallido golpe.

La recesión que afecta a Turquía no ayuda a mejorar un clima de negocios en el que prevalecen el malhumor y la desconfianza. La lira turca está inmersa en un proceso de deterioro de su poder adquisitivo.

Turquía, miembro de la OTAN, es un país clave en Medio Oriente. En la crisis siria es uno de los actores centrales, que suma sus propios problemas con los kurdos, como el recientemente originado con motivo de la cuestionada compra de equipos de defensa contra los ataques misilísticos realizada a proveedores rusos. Turquía debe retomar rápidamente la senda de la normalidad política para disipar serios miedos y desconfianzas que, por reflejo, impactan también en economías emergentes, como la argentina.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.