Aristide renunció a su cargo y abandonó Haití

El mandatario firmó su dimisión esta madrugada debido a la presión diplomática y amenazado por la rebelión armada; una ola de violencia se desató en Puerto Príncipe luego de conocerse la noticia; el presidente de la Corte asumió el poder en forma interina; Francia pidió ayuda humanitaria urgente; Bush ordenó el envío de marines; la oposición acepta el plan internacional
(0)
29 de febrero de 2004  • 20:05

PUERTO PRINCIPE, PARIS y WASHINGTON.- El presidente haitiano Jean Bertrand Aristide renunció esta madrugada a sus funciones.

El mandatario firmó su carta de dimisión a las 6 (hora local) delante de testigos.

Poco después, Aristide abandonó el país y su destino es desconocido. Según un canal de noticias local, el avión que lleva al presidente haitiano hizo escala en República Dominicana y reanudó viaje hacia un lugar en principio no determinado.

Diversos informes sugieren que el mandatario haitiano podría dirigirse a Taiwán, Panamá, Sudáfrica o Marruecos, aunque este último país sostuvo que no le cederá asilo político al presidente.

En una conferencia de prensa, el primer ministro de Aristide sostuvo que el jefe de Estado renunció para "evitar un derramamiento de sangre".

"Hoy, el presidente Jean Bertrand Aristide aceptó volver a hacer un sacrificio", dijo el primer ministro Yvon Neptune.

Indicando que estaba leyendo de una carta firmada por Aristide y fechada hoy, Neptune sostuvo: "La constitución no debe ser escrita con la sangre del pueblo haitiano ... Si mi renuncia evita un derramamiento de sangre, acepto partir".

Fuentes diplomáticas en la capital haitiana confirmaron que Aristide tomó la decisión amenazado por una rebelión armada y bajo la presión internacional.

Ola de violencia

Después del anuncio, una ola de violencia estalló en el centro de Puerto Príncipe, informaron testigos.

Una estación de servicio Texaco fue incendiada y hombres armados con fusiles automáticos M-16 abrieron fuego contra vehículos, precisaron las fuentes.

Se produjeron disturbios frente al Palacio Nacional, sede de la presidencia, y una casa en la misma calle fue saqueada.

Centenares de partidarios de Aristide armados de machetes, fusiles y diferentes tipos de armas se desplazaban por esa zona de la ciudad cantando consignas favorables al presidente.

La comisaría central de Policía, situada cerca del Palacio Nacional, fue saqueada por partidarios armados del presidente, según testigos.

Unos cincuenta detenidos de la penitenciaría nacional de Puerto Príncipe, en el centro de la ciudad, se fugaron.

La comisaría de Pétionville, en los suburbios del sur, también fue saqueada por la población después de que los policías a cargo la abandonaran.

Los partidarios de armados de Aristide continuaban dominando algunas zonas de Puerto Príncipe, donde penetraban en las viviendas particulares a la búsqueda de armas.

Presidente interino

En tanto, el presidente de la Corte Suprema, Boniface Alexandre, asumió el poder interino, tal como prevé la Constitución y pidió a la ONU el envío de una fuerza de paz para restablecer el orden, dijeron fuentes diplomáticas.

Alexandre se comprometió ante los periodistas a que la ley será respetada y llamó a la población a la calma.

"El presidente acaba de presentar su renuncia y de acuerdo a lo que la Constitución prescribe, el (gobierno) interino debe ser asumido por el presidente de la Corte", dijo Alexandre a la prensa.

Francia pide ayuda urgente

El ministro francés de Relaciones exteriores, Dominique de Villepin, llamó hoy a que cesen los combates en Haití y a dar "ayuda humanitaria de urgencia" tras la salida del presidente.

"Es necesario que los combates cesen. Francia llama a todas todas las fuerzas políticas de Haití que quieren el retorno de la paz y que rechazan la violencia a unirse y a participar en la reconciliación nacional", dijo Villepin.

"Es necesario sin tardanza la ayuda humanitaria de urgencia para ayudar a la población haitiana", agregó el ministro, que mantuvo una comunicación telefónica con el presidente francés Jacques Chirac y con el secretario de Estado estadounidense, Colin Powell.

Bush ordenó el envío de marines

Por su parte, el presidente de Estados Unidos anunció que ordenó la partida de un contingente de infantes de marina hacia Haití "como elemento de vanguardia de una fuerza internacional interina" que ayude a la estabilización de ese país.

Asimismo, Bush pidió los haitianos rechazar la violencia a fin de darle al proceso de político "la posibilidad de funcionar".

La oposición acepta plan internacional

Voceros de la oposición haitiana dijeron hoy que, tras la renuncia del presidente Aristide, aceptan el plan internacional para hacer frente a la crisis en el país, que prevé el envío de una fuerza de seguridad.

El dirigente Paul Evans declaró que dada la partida de Aristide, "es el momento de cooperar con la comunidad internacional, que ha ayudado al país a desembarazarse de él".

El fin de semana pasado la oposición había rechazado el plan para salir de la crisis propuesto por Estados Unidos, Francia, Canadá, la OEA y la Comunidad de Países del Caribe (Caricom), porque ese plan preveía la permanencia de Aristide en el poder.

Fuente: EFE, AFP y ANSA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.