Assange inicia la pelea contra la extradición

Fuente: Reuters - Crédito: Hannah McKay
Además de la acusación de la Justicia británica, EE.UU. buscará juzgarlo por revelar secretos militares
(0)
13 de abril de 2019  

LONDRES.- Con Julian Assange encerrado en una cárcel inglesa, la batalla legal que acaba de comenzar es un "caballo de Troya" de la lucha política entre Estados Unidos y el hombre que divulgó incómodos secretos del gobierno norteamericano, considerado una amenaza a la seguridad nacional.

El fundador de WikiLeaks , de 47 años, detenido anteayer por la policía británica en la embajada de Ecuador en Londres, donde había vivido refugiado casi siete años, está recluido en la prisión de Belmarsh, en el sudeste de Londres.

Belmarsh es una cárcel de alta seguridad que puede recibir hasta 910 presos, incluidos reclusos que suscitan fuerte interés mediático, según un informe oficial de 2018.

Assange tiene tres frentes legales. La policía británica lo detuvo por haber violado las condiciones de su libertad condicional en 2012 cuando se refugió en la embajada ecuatoriana para escapar a acusaciones de agresión sexual en Suecia que no prosperaron.

Esa misma tarde, un juez lo declaró culpable de este delito, pasible de un año de prisión. Su condena será anunciada en una fecha por determinar.

Pero sobre el australiano pesa además un pedido de extradición de Estados Unidos por "piratería informática".

Assange rechazó ser entregado a la Justicia estadounidense, y el caso será examinado en una vista prevista el 2 de mayo.

El tercer frente legal son las acusaciones por violación y abuso sexual en Suecia. Aunque la causa fue archivada tras su asilo en la embajada, ahora podría reabrirse.

Pero en este caso particular, las acciones legales llevan detrás un tormentoso frente político.

Mientras desde Estados Unidos, la excandidata presidencial Hillary Clinton dijo que Assange "debe pagar por lo que hizo", en Gran Bretaña no hay coincidencia sobre los futuros pasos.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, ya se pronunció en contra de que el australiano sea extraditado a Estados Unidos por la difusión de información confidencial.

"La extradición de Julian Assange a Estados Unidos por haber revelado pruebas de atrocidades cometidas en Irak y en Afganistán debe tener la oposición del gobierno británico", tuiteó el número uno del laborismo británico.

La abogada de Assange, Jennifer Robinson, también advirtió que la eventual extradición "crea un peligroso precedente para los órganos de prensa y para los periodistas" de todo el mundo.

La batalla judicial podría durar entre 18 y 24 meses, según Ben Keith, abogado británico especializado en casos de extradición. Y "las posibilidades de ganar son escasas", dijo, explicando que en la mayoría de los casos Gran Bretaña responde positivamente a las peticiones de extradición estadounidenses.

Assange está acusado de haber ayudado a la exanalista de inteligencia estadounidense Chelsea Manning a obtener la contraseña para acceder a miles de documentos clasificados como ultrasecretos.

Por este cargo podría ser condenado hasta a cinco años de prisión en Estados Unidos. Pero "no hay ninguna garantía de que no se produzca una acusación suplementaria" una vez que esté "en territorio estadounidense", advirtió el redactor jefe de WikiLeaks, Kristin Hrafnsson, que llamó al gobierno británico a oponerse a la demanda de extradición.

Agencias AFP y Ansa

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.