Crisis en Brasil: contraataque de Bolsonaro tras la renuncia y acusaciones de Moro

Bolsonaro enfrenta su peor crisis en medio de la pandemia del coronavirus
Bolsonaro enfrenta su peor crisis en medio de la pandemia del coronavirus Fuente: Reuters - Crédito: Ueslei Marcelino
Marcelo Silva de Sousa
(0)
24 de abril de 2020  • 17:41

RÍO DE JANEIRO.- El presidente Jair Bolsonaro contraataca. El ultraderechista negó interferencias en la Policía Federal, acusación lanzada por el exministro de Justicia Sergio Moro que habría decantado en su salida del gobierno, y criticó al exjuez de Curitiba, a quien acusó de "pensar más en su ego que en Brasil" con su renuncia.

"Nadie niega su brillante trabajo como juez en Curitiba. Pero una cosa es admirar a una persona y otra convivir y trabajar con ella", dijo el presidente en una conferencia de prensa en Brasilia.

"Si yo puedo cambiar al ministro, ¿por qué no puedo cambiar al director de la PF? No tengo que pedir autorización para nadie para cambiarlo", explicó, rodeado de sus ministros.

Esta mañana,Moro dejó el gobierno luego de que Bolsonaro decidiera despedir a Mauricio Valeixo, mano derecha de Moro, de la jefatura de la Policía Federal. El exministro se fue con fuertes acusaciones al ultraderechista, a quien señaló por querer cambiar el liderazgo de la fuerza para influenciar políticamente en investigaciones en curso y para tener acceso privilegiado a informes confidenciales de la fuerza. En otra durísima acusación, Moro dijo que el presidente está preocupado con procesos que se encuentra en el Supremo Tribunal Federal, otro de los motivos que lo habrían llevado a desplazar a Valeixo.

Bolsonaro negó haber pedido informes de la PF y cualquier tipo de interferencias. "Nunca le pedí información de ningún proceso", respondió el presidente, quien apareció rodeado por todo su equipo de ministros detrás. El intento de mostrar entereza en uno de los momentos de mayor debilidad desde que está en el poder, tras perder al ministro más popular este viernes.

El ultraderechista optó por una defensa más política que técnica, sobre los posibles crímenes por los cuales lo acusó Moro.

Bolsonaro acusó al exjuez de Curitiba de haber condicionado el cambio de Valeixo a una indicación para integrar el Supremo Tribunal en noviembre, cuando se abrirá una vacante por jubilación del ministro Celso de Mello.

"Me disculpa, pero no es por ahí", dijo el ultraderechista sobre el supuesto pedido del exjuez. "Es desmoralizante escuchar eso", agregó.

En San Pablo, Río de Janeiro y otras ciudades del país como Belo Horizonte, muchas personas acompañaron el pronunciamiento con cacerolazos de repudio.

Rápido de reflejos, Moro le contestó al presidente en su cuenta de Twitter. "La permanencia de Valeixo nunca fue utilizada como moneda de cambio. Si realmente ese era mi objetivo, habría acordado ayer con la substitución del director de la PF".

El ultraderechista aseguró que nunca le pidió a Moro que la policía lo "blindase". Dijo sentirse "dolido" por la salida del juez, a quien acusó de no quererlo en el sillón presidencial. Además, apuntó una voluntad electoral del ex juez tras el motivo de su salida.

Con una pátina de ingenuidad, Bolsonaro reconoció en un tramo de su discurso una interferencia en la PF cuando tuvo acceso a un testimonio bajo secreto de sumario en la investigación por el asesinato de Marielle Franco.

Mientras el presidente daba su discurso, la Fiscalía General brasileña pidió a la Corte Suprema la apertura de una investigación sobre las acusaciones sobre Bolsonaro.

"Autonomía no es soberanía", resaltó el ultraderechista, que reafirmó que todos los cargos que dependen del nombramiento del Ejecutivo deben contar con su luz verde. Más temprano, el ex juez de Curitiba había dicho que cuando llegó al poder le habían prometido "carta blanca" para manejar las áreas subordinadas a su cartera.

Bolsonaro dijo que Moro intentó poner una "cuña entre él y el pueblo brasileño". El presidente se mostró decepcionado con Moro, quien era un "ídolo", según admitió.

Reclamó demoras en las investigación por el intento de asesinato que sufrió cuando era candidato a presidente en septiembre 2018, en la ciudad de Juiz de Fora. Bolsonaro comparó el atentado que sufrió con el crimen de la concejal de Río de Janeiro Marielle Franco. "La PF de Moro se preocupó más con Marielle que con su jefe supremo", dijo el presidente, que enfrenta una fuerte crisis en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

En ese sentido, Brasil sumó este viernes otras 357 muertes por Covid-19, según datos oficiales. El número total de decesos aumentó a 3670, mientras que hubo 3503 infecciones en las últimas 24 horas, para un total de 52.995.

El estado de San Pablo se mantiene como el más afectado, con 1512 muertes, seguido por el de Río de Janeiro, con 570.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.