Madeleine McCann: el abogado del principal sospechoso asegura tener pruebas para que "se caigan de la silla"

Frederich Fulscher aseguró que tiene "información completamente nueva" para ayudar a limpiar la imagen de su cliente en el caso y que, cuando la muestre, los británicos "se caerán de su silla"
Frederich Fulscher aseguró que tiene "información completamente nueva" para ayudar a limpiar la imagen de su cliente en el caso y que, cuando la muestre, los británicos "se caerán de su silla" Crédito: Daily Mail
(0)
22 de septiembre de 2020  • 08:49

El abogado de Christian Brueckner, el principal sospechoso de la desaparición de la pequeña Madeleine McCann en el año 2007, dice que tiene nuevas pruebas para limpiar el nombre de su cliente y que, cuando las muestre, los británicos "se van a caer de la silla".

Brueckner es un pedófilo alemán de 43 años, que actualmente se encuentra en prisión y que, según las últimas investigaciones, sería el autor de la desaparición de Madeleine, la niña inglesa que se esfumó del hotel de la costa de Portugal en el que vacacionaba junto a su familia el 3 de mayo de 2007.

Frederich Fulscher,abogado del sospechoso, insiste en asegurar la inocencia de su cliente. Ahora señaló que una fuente anónima le proporcionó "información vital" sobre el caso, evidencias que harán que la opinión pública "se caiga de la silla".

Maddie desapareció el 3 de mayo de 2007 de la habitación de un hotel en Praia da Luz, en Portugal
Maddie desapareció el 3 de mayo de 2007 de la habitación de un hotel en Praia da Luz, en Portugal Fuente: Archivo

El letrado no profundizó en las características de las pruebas que piensa presentar y que habría traído de un viaje que realizó a Portugal. "No puedo entrar en detalles, pero lo que tengo es muy significativo e involucra a una persona que me proporcionó una información vital", dijo al medio británico The Sun.

Luego, repitió la frase de caerse de la silla para enfatizar la importancia de lo que tiene entre manos.

Fulscher, que en alguna ocasión admitió que no dejaría nunca que su cliente cuidara a su hija, señaló que estaba muy seguro de que Brueckner no llegará a los tribunales para comparecer en el caso MacCann.

Christian Brueckner, el pedófilo alemán actualmente en prisión que es el principal sospechoso de la desaparición de la pequeña Maddie, ocurrida en mayo de 2007 en Portugal
Christian Brueckner, el pedófilo alemán actualmente en prisión que es el principal sospechoso de la desaparición de la pequeña Maddie, ocurrida en mayo de 2007 en Portugal

La angustia de los padres de Maddie

Las declaraciones del abogado del sospechoso llegan en un contexto en que los padres de Madeleine, Kate y Gerry, se encuentran angustiados a la espera de más información que pueda indicarles algo más sobre Brueckner y, por supuesto, sobre el destino de su niña.

Pero lamentablemente para ellos, el fiscal alemán Hans Christian Wolters aseguró hace días que no se esperan nuevos avances en la causa hasta el próximo año, con suerte.

Sin embargo, este hombre de la justicia aseguró en un programa de televisión portugués que estaba seguro de que Brueckner era el responsable del secuestro de la menor, aunque no habían encontrado aún una "prueba irrefutable".

"Todo lo que puedo decir es que esto (es) como un rompecabezas y hay muchas piezas que nos llevan a creer que Christian B es el responsable", dijo Wolters el pasado viernes al programa portugués Sexta as 9.

"Información completamente nueva"

El abogado de Brueckner dijo también en las declaraciones a The Sun que su defendido es un "conversador animoso" y señaló que, desde que se involucró con el caso de Madeleine no duerme tan bien como antes.

Los padres de Madeleine, que luchan por esclarecer el caso desde el primer momento, ahora quieren tener más información sobre Brueckner
Los padres de Madeleine, que luchan por esclarecer el caso desde el primer momento, ahora quieren tener más información sobre Brueckner Fuente: Archivo

Fulscher agregó que desde que defiende al alemán recibió amenazas de muerte. "Me han dicho que mi vida corre peligro por investigar el caso de Madeleine McCann".

También señaló que estuvo en Portugal buscando pistas sobre el caso y que allí encontró información "completamente nueva".

El abogado se negó a contar algo más sobre estos datos, pero aseguró que lo que encontró fue algo "grande" y sobre lo que obtuvo agregó con énfasis: "ciertamente me sorprendió".

A pesar de la defensa que hace de su cliente, Fulscher aparentemente no pondría las manos en el fuego por él. En declaraciones que realizó la semana pasada al medio británico Mirror, el letrado aseguró: "A Brueckner lo dejaría cuidar de mis perros, pero no lo dejaría cuidar de mis hijos, o mi hija, si los tuviera".

En el mismo sentido, agregó: "Él podría ser el cuidador de mi perro, pero, debido a su historial, no lo dejaría cuidar a mi propia hija".

El principal sospechoso

Brueckner nació en Alemania en 1976, se mudó a la región portuguesa de Algarve en 1995, después de cumplir parte de una sentencia de dos años por abusar sexualmente de una niña de seis.

Se cree que allí, el alemán se involucró en el tráfico de drogas local antes de cometer la violación de una jubilada estadounidense en 2005, un cargo que él insiste en negar.

Los fiscales dicen que, la noche de la desaparición de Madeleine, la señal de una torre telefónica en Praia da Luz, lugar donde se alojaba la familia McCann, ubica a Brueckner en el área.

Poco después de la desaparición de Madeleine, el sospechoso regresó a Alemania, donde posteriormente fue encarcelado por cargos relacionados al comercio de drogas.

En 2016, Brueckner fue declarado culpable de abuso sexual de un niño y posesión de pornografía infantil. En 2018 fue a prisión por la violación de una mujer estadounidense.

Actualmente se encuentra en la cárcel de Kiel, a 90 kilómetros al norte de Hamburgo. Los fiscales de Alemania también mencionaron a Brueckner como el principal sospechoso de la desaparición de Madeleine, diciendo que tienen "pruebas concretas de que fue asesinada".

Sin embargo, los padres de Maddie dicen que no se les ha mostrado nunca esa evidencia, y Fulscher señaló que los alemanes no le enviaron hasta ahora ni un solo documento.

"No es comprensible cómo una fiscalía puede acercarse repetidamente a los medios de comunicación y declarar que están convencidos de la culpabilidad de mi cliente, y a la vez decirnos que no tienen la evidencia crucial", señaló el abogado de Brueckner.

El caso de Madeleine sigue siendo oficialmente una investigación de "persona desaparecida", y sus padres dicen que, hasta que se descubra la evidencia de su muerte, esperan encontrar viva a su hija.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.