Murió Charles Manson, el asesino más famoso y sangriento de Estados Unidos