En medio de la tensión diplomática por Huawei, China condena a muerte a un canadiense por tráfico de drogas

La corte intermediaria de justicia de Dalian, donde se condeno a muerte a Robert Lloyd Schellenberg, en la provincia de Liaoning
La corte intermediaria de justicia de Dalian, donde se condeno a muerte a Robert Lloyd Schellenberg, en la provincia de Liaoning Fuente: Reuters - Crédito: China Stringer Network
(0)
14 de enero de 2019  • 11:17

DALIAN.- En medio de la crisis diplomática desatada entre China y Canadá por la detención y posterior liberación de la hija del creador de la empresa de telecomunicaciones Huawei , empresa acusada de violar las sanciones de Estados Unidos a Irán, un tribunal del gigante asiático condenó hoy a la pena de muerte a un canadiense acusado de tráfico de droga.

Tras un nuevo proceso luego de haber sido sentenciado a 15 años de prisión, Robert Lloyd Schellenberg, de 36 años y quien había declarado su inocencia durante el juicio, recibió esta dura condena.

La decisión fue repudiada por expertos legales de Occidente y los familiares de Schellenberg, quienes aseguran que el gobierno chino está utilizando al joven como instrumento de negociación en sus esfuerzos por liberar a un ejecutivo de tecnología superior detenido en Canadá luego de que Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei, fuera arrestado en el aeropuerto de Vancouver el 1 de diciembre a solicitud de Estados Unidos.

El Tribunal Popular Intermedio de Dalian anunció la nueva sentencia en una breve declaración en su sitio web y dijo que brindaría más detalles en las próximas horas, de acuerdo con lo publicado por el diario The Washington Post.

Schellenberg fue detenido hace más de cuatro años y sentenciado inicialmente a 15 años de prisión en 2016, pero repentinamente el mes pasado un tribunal de apelaciones coincidió con fiscales que dijeron que la sentencia era demasiado indulgente y programó el nuevo juicio para ayer con apenas cuatro días de aviso.

La prensa china comenzó a dar publicidad a la causa contra Schellenberg en diciembre, luego de que Canadá detuvo a Meng Wanzhou. Desde entonces, China ha arrestado a dos canadienses. Tanto Michael Kovrig, un exdiplomático, como Michael Spavor, un empresario, fueron detenidos bajo vagas acusaciones de delitos de seguridad nacional. Un maestro canadiense fue detenido, pero dejado en libertad posteriormente.

Las movidas judiciales generaron especulaciones de que Pekín quería usar el caso para ejercer presión sobre Ottawa. China expresó su indignación ante el arresto de Meng y advirtió a Canadá de "graves consecuencias".

Meng no es solo una líder importante en Huawei, fabricante de teléfonos y otros dispositivos, también es la hija del fundador y presidente de la compañía. Su arresto -luego liberada bajo fianza- equivaldría de manera hipotética a la detención de la hija de Steve Jobs .

El caso está relacionado con las presiones de Estados Unidos sobre Huawei, que aparentemente usó componentes de fabricación estadounidense en el equipo que vendió a Irán, violando las sanciones de Washington .

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau , dijo ayer en Ottawa que está profundamente preocupado por el hecho de que China decidió aplicarle "arbitrariamente" la pena de muerte a un ciudadano canadiense.

En su comentario más fuerte contra China, Trudeau dijo que "todos los países del mundo" deberían estar preocupados porque Pekín esté actuando arbitrariamente en su sistema de justicia.

El abogado de Schellenberg, Zhang Dongshuo, dijo que su defendido tiene ahora 10 días para apelar.

Zhang expresó que él argumentó ayer en el juicio de un día que la evidencia era insuficiente para probar el involucramiento de su defendido en una red de narcotráfico y añadió que los fiscales no presentaron evidencia nueva para justificar la sentencia más severa.

Invenciones

En tanto, China instó ayer a los países a que pongan fin a sus "invenciones" sobre Huawei, después de que un funcionario polaco dijo que su país podría limitar el uso de sus productos por parte de entidades públicas tras el arresto de un empleado de la firma china por acusaciones de espionaje.

Huawei, el mayor productor mundial de equipos de telecomunicaciones, se enfrenta a un intenso escrutinio en Occidente por sus relaciones con el gobierno chino y acusaciones encabezadas por Estados Unidos que indican que sus dispositivos podrían ser usados por Pekín para espiar.

Hasta el momento no se han presentado pruebas públicas contra Huawei, que ha rechazado de forma repetida las acusaciones. No obstante, varios países occidentales han restringido el acceso de Huawei a sus mercados.

Polonia arrestó el viernes a un empleado chino de Huawei y a un exfuncionario de seguridad polaco acusados de espionaje.

Agencias AFP, AP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.