Suscriptor digital

A partir de 2016 los chinos podrán tener más de un hijo

A partir de 2016 los chinos podrán tener más de un hijo
A partir de 2016 los chinos podrán tener más de un hijo Fuente: EFE
La Asamblea Nacional Popular aprobó además por primera vez leyes contra el terrorismo y la violencia doméstica
(0)
27 de diciembre de 2015  • 10:07

PEKÍN (EFE).- Los primeros indicios se dieron a conocer hace unos meses, cuando el Partido Comunista de China mostró sus intenciones de autorizar a todas las parejas a tener dos hijos, algo muy esperado durante la reunión de los 300 integrantes del Comité Central.

Hoy, la Asamblea Nacional Popular de China aprobó el fin de la política del "hijo único", una decisión que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2016. Los legisladores chinos dieron el visto bueno a una enmienda a la Ley de Población y Planificación Familiar que cierra más de tres décadas de una estricta y controvertida política demográfica en el país más poblado del mundo.

El máximo órgano legislativo chino ratificó al cierre de su sesión bimensual la decisión adoptada por el Partido Comunista de China el pasado 29 de octubre, cuando se anunció la histórica medida.

La política del "hijo único" ya fue relajada en diciembre de 2013 con una ampliación del número de excepciones en las que una pareja podía tener un segundo vástago, por lo que la enmienda de hoy supone un paso más en esa tendencia.

El régimen comunista puso en marcha esa política en 1979 para reducir los problemas de superpoblación del país y desde entonces ha tenido diferentes periodos de aplicación más o menos laxa.

Los expertos estiman que como consecuencia de esa estricta legislación se evitaron unos 400 millones de nacimientos en China, que actualmente cuenta con algo más de 1.300 millones de habitantes, aunque también ha propiciado un envejecimiento de la población.

El gobierno chino siempre defendió que restringir a un solo hijo la descendencia de las parejas hizo posible el desarrollo económico del país y la salida de la pobreza de millones de personas.

Sin embargo, esa política provocó múltiples abortos forzados, ha privado de educación o sanidad a "segundos" o "terceros" hijos y hasta confinamientos en cárceles no oficiales para los progenitores que la incumplían, según las denuncias de personas que tuvieron más de un descendiente.

Esta sin embargo no fue la única ley aprobada hoy por la Asamblea Nacional Popular. También obtuvo el sí la primera ley de violencia doméstica del país, tras un largo proceso de deliberación en el que finalmente se incluyeron los abusos psicológicos, además de los físicos.

En lo que se considera un histórico avance en materia de igualdad, el Comité Permanente dio luz verde por amplia mayoría a ley al término de una sesión bimensual en la que también se aprobó la primera ley antiterrorista china.

"El país prohíbe toda forma de violencia doméstica", se lee en el texto de la nueva ley difundido por la agencia oficial. La violencia doméstica queda definida en esta normativa como "daño físico, psicológico o de otro tipo" y se contemplan como manifestaciones de ese abuso tanto los golpes, las heridas o las restricciones al movimiento como las amenazas o los insultos.

Además, la nueva ley acelera el procedimiento administrativo para obtener órdenes de alejamiento. Los órganos legislativos llevaban años debatiendo una legislación específica sobre la violencia doméstica, un fenómeno que fue tabú en el país durante décadas.

Según datos de la Academia China de Ciencias Sociales, un tercio de las mujeres chinas sufre violencia física, psicológica o sexual, mientras que la Federación de Mujeres del país recibe anualmente cerca de 50.000 denuncias por violencia machista.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?