Coronavirus: más muertes en Europa que en Asia y 214.000 infectados

Casos globales de Coronavirus por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas en la Universidad Johns Hopkins
Casos globales de Coronavirus por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas en la Universidad Johns Hopkins Crédito: Universidad de John Hopkins
(0)
18 de marzo de 2020  • 11:43

MADRID.- Con Italia al frente, Europa superó al este de Asia en el número de muertos provocados por el coronavirus y la epidemia amenaza con alcanzar niveles catastróficos en todo el continente, similares a los de la península.

Europa sumó ya 4112 muertos, frente a los 3384 de Asia, donde surgió la epidemia. Mientras Italia sigue siendo el país europeo más afectado con 2978 fallecimientos.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, admitió que los responsables políticos habían subestimado la magnitud del desastre que podría representar la epidemia.

"Hemos entendido que estas medidas, que hace dos o tres semanas parecían drásticas y draconianas, debían ser tomadas", dijo en una entrevista en referencia a las cuarentenas masivas.

En España, cuarto país a nivel mundial más afectado, con más de 13.700 casos confirmados y 598 fallecimientos por el virus, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, advirtió que los días venideros serán aún más duros.

"Lo más duro está todavía por llegar, cuando nuestro sistema sanitario reciba el impacto del mayor número de personas contagiadas, cuando se prolonguen los días de aislamiento, cuando se manifiesten las consecuencias económicas" de la pandemia del nuevo coronavirus, advirtió.

En tanto el rey Felipe VI dirigió anoche un discurso a la nación para animar a los 47 millones de ciudadanos que están bajo un confinamiento casi total desde que el sábado último se decretó el "estado de emergencia en el país" a raíz del avance desbocado de la epidemia.

"Ahora debemos dejar de lado nuestras diferencias, debemos unirnos en torno a un mismo objetivo: superar esta grave situación", dijo el monarca.

Muchos vecinos de ciudades como Madrid y Barcelona aprovecharon la aparición del rey para protestar contra la monarquía haciendo repicar sus cacerolas desde los balcones que estos mismos días utilizan para homenajear al personal médico, entregado a combatir el coronavirus.

En las convocatorias lanzadas por redes sociales se reclamaba que el rey emérito donara su presunta fortuna opaca para ayudar a luchar contra esta enfermedad.

En España, las autoridades solo permiten salir a comprar alimentos o medicamentos, ir a citas médicas, a trabajar, si es imposible hacerlo desde casa, o a pasear brevemente a sus perros, convertidos en una especie de "salvoconducto" para salir de las casas.

En Alemania, el tercer país europeo más afectado, la agencia para el control de enfermedades contagiosas alertó que más de 10 millones de personas podrían contagiarse en el país si no se acatan las medidas anunciadas por las autoridades.

"Tenemos un desarrollo exponencial de la epidemia", dijo Lothar Wieler, presidente del Instituto Robert Koch (RKI), que apeló a los 83 millones de habitantes a reducir a toda costa los contactos a nivel social. La propia canciller Angela Merkel calificó la epidemia como "el mayor desafío" que haya conocido Alemania desde la Segunda Guerra Mundial.

"Desde la reunificación alemana, no, desde la Segunda Guerra Mundial, no ha habido un desafío para nuestro país que dependa tanto de nuestra solidaridad común", declaró la canciller durante un discurso dirigido a la nación.

Freno a la paralización

En tanto, en Francia, que vive su segundo día de confinamiento total, los emblemáticos lugares turísticos de París estaban desiertos. El gobierno tuvo que recordar a empresas y ciudadanos que el país no podía paralizarse totalmente y que los sectores esenciales de la economía tenían que seguir trabajando para proporcionar, por ejemplo, alimentos a la población.

En este contexto, el gobierno británico anunció el cierre de las escuelas a partir de esta semana y pidió al Parlamento poderes extraordinarios en un proyecto de ley de emergencia. Esta legislación, que el Ejecutivo planea presentar a los diputados hoy, busca ayudar al servicio público de salud a combatir el Covid-19.

En otro orden, se prevé además que la pandemia provocará un gran impacto en la economía del continente. El Banco Central Europeo (BCE) ya proporcionó más de 100.000 millones de euros en liquidez a los bancos para aliviar la situación. Pese a todas estas inyecciones financieras, el miércoles las bolsas seguían cayendo. Londres perdió 4,05%; París cedió 5,94%; Fráncfort, 5,56%; Madrid, 3,38%, y Milán, 1,27%.

El hundimiento de algunos valores en Europa reflejó el nerviosismo extremo de la industria, empezando por el sector aeronáutico (Airbus perdió hasta un 14% en París) y del sector del automóvil, obligado a cerrar sus fábricas.

En cambio, algunas compañías biotecnológicas que trabajan en una vacuna contra el nuevo coronavirus se dispararon en bolsa, como la alemana BioNtech, que cotiza en el índice Nasdaq.

Estados Unidos y su paquete de estímulo billonario

En Estados Unidos, en tanto, el presidente Donald Trump, pretende promulgar un paquete de estímulo de un billón de dólares, que podría incluir pagos directos de 1000 dólares a ciudadanos estadounidenses, con el objeto de amortiguar el impacto económico del brote en el país donde ya se registran 100 muertes.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, por su parte, evalúa la posibilidad de ordenar a los 8,5 millones de residentes de la ciudad que se "queden en casa", mientras autoridades estatales y municipales intensificaron las políticas de "distanciamiento social" cerrando escuelas, restaurantes y teatros para frenar la propagación del virus.

Agencias DPA, ANSA y AFP

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.