De Trump a Evo: denunciar golpes de Estado está de moda en América

Protestas en Bolivia tras las elecciones del domingo
Protestas en Bolivia tras las elecciones del domingo Fuente: Reuters
(0)
23 de octubre de 2019  • 10:44

Últimamente, las calles en América parecen un campo de batalla. Proyectiles, barricadas, brutales represiones y ciudades enteras colmadas de manifestantes furiosos son imágenes que los medios reproducen diariamente.

El completo desorden perturba a aquellos que desean dirigir el país en armonía y consolidar su poder. Pero en lugar de revisar sus propias gestiones, estos comienzan a apuntar dedos a los que consideran los verdaderos responsables de los disturbios en sus países: oposiciones rebeldes y disconformes e incluso "maliciosas fuerzas extranjeras".

Aunque acechados por la paranoia, estos líderes tampoco están completamente errados, ya que en distintas oportunidades, la oposición también alimenta a los manifestantes para canalizar sus propios reclamos y trasladarlos desde la arena política a las calles.

Bajo este contexto, en menos de un mes, cuatro presidentes americanos han denunciado intentos de golpes de Estado en su contra, mientras uno ha sido acusado de golpista .

Evo Morales

El más reciente fue el presidente de Bolivia, Evo Morales , quien denunció hoy que la derecha, con apoyo internacional, está liderando un golpe en su contra tras las controvertidas elecciones que se celebraron el domingo en su país. Ante esta situación, decretó el estado de emergencia .

Las elecciones en Bolivia se han visto teñidas por una enorme polémica: el oficialismo de Morales asegura que el cocalero ganó en primera vuelta; los partidarios del opositor Carlos Mesa reclaman un ballottage , escudados en una denuncia de fraude luego de que el Tribunal Supremo Electoral suspendiera por casi un día el recuento, cuando las cifras no le daban el apoyo necesario al presidente para evitar la segunda vuelta.

Según Morales, las votos faltantes pertenecían al sector rural, que se inclina a su favor. Sin embargo, las encuestas previas a las elecciones ponían en entredicho su victoria, al menos con el suficiente margen para ser reelecto en la primera vuelta.

El aura de éxito que acompañaba al exlíder cocalero se ha evaporado en el último tiempo. El relato que intentó tejer en la actual legislatura se vino abajo con dos inesperadas derrotas.

El primer descalabro, el 21 de febrero del 2016, ocurrió en el referéndum convocado para modificar la Constitución y permitir que pudiera postularse a la reelección . El "No" ganó con el 51,3% tras una campaña en la que Evo Morales se sintió perjudicado por informaciones falsas sobre un supuesto hijo.

El segundo fracaso fue en la Corte Internacional de La Haya, el 1 de octubre del 2018, cuando Bolivia perdió la demanda marítima contra Chile .

Evo Morales y Nicolás Maduro
Evo Morales y Nicolás Maduro Fuente: Archivo

Nicolás Maduro

En Venezuela, las acusaciones de Nicolás Maduro sobre un intento de golpe de Estado en su contra son moneda corriente. De hecho, desde el 24 de enero de este año, el mandatario bolivariano gobierna su país en paralelo al líder opositor Juan Guaidó , quien se autoproclamó presidente interino en esa fecha y fue reconocido por medio centenar de países, luego de que Maduro iniciara su segundo mandato, fruto de un proceso electoral fraudulento.

En numerosas oportunidades, Maduro acusó al imperialismo norteamericano de concertar un complot en su contra para destituirlo del poder.

"Está en marcha un golpe de Estado ordenado desde Washington, ordenado desde el cartel de Lima contra el gobierno constitucional que presido, el pueblo venezolano sabrá responder cualquier acción", dijo el mandatario venezolano en enero.

El 30 de abril de este año, ocurrió el famoso intento de levantamiento contra Maduro , cuando un grupo de militares y guardias nacionales antichavistas liberó al dirigente opositor Leopoldo López de su arresto domiciliario y luego rodeó la base aérea de La Carlota, en Caracas. Desde las puertas de esa sede, Guaidó, llamó al pueblo a sumarse al alzamiento militar.

Nuevamente en junio, Maduro denunció que frustró un presunto golpe de Estado , en el que estaba involucrado Guaidó y otros miembros de la oposición, que incluía su asesinato, el de su esposa Cilia Flores y de Diosdado Cabello, cabeza de la Asamblea Nacional Constituyente.

Donald Trump

Aunque en Estados Unidos el caos no ha azotado las calles, la grieta entre republicanos y demócratas se ha exacerbado durante la administración Trump . Tanto es así, que en numerosas ocasiones el presidente norteamericano se ha quejado de ser el "peor tratado en toda la historia" y de ser víctima de "una caza de brujas".

Pero sus lamentos no han persuadido a los demócratas, quienes resolvieron asegurarse de que la justicia no le brinde ningún trato preferencial al presidente. Trump enfrenta una investigación del Congreso para un posible juicio político por una llamada al presidente de Ucrania en la que supuestamente lo presionaba para investigar a su rival político, Joe Biden, y su hijo Hunter .

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, asiste al mitin "Keep America Great" en el Target Center en Minneapolis, Minnesota
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, asiste al mitin "Keep America Great" en el Target Center en Minneapolis, Minnesota Fuente: AFP

Así, a principios de mes, Trump afirmó que lo que está en marcha es "un golpe de Estado" para privar a la ciudadanía de sus derechos.

"A medida que me entero de más cosas cada día, estoy llegando a la conclusión de que lo que está en marcha no es un juicio político, es un GOLPE", afirmó el mandatario en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Según Trump el supuesto golpe "tiene la intención de arrebatar el Poder del Pueblo, su VOTO, sus Libertades, su Segunda Enmienda, Religión, Fuerzas Armadas, Muro en la Frontera, ¡y sus derechos otorgados por Dios como ciudadanos de los Estados Unidos de America!".

Lenín Moreno

El 8 de octubre, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno , denunció un intento de "golpe de Estado" y apuntó al expresidente Rafael Correa y Nicolás Maduro como responsables . Además, ante el clima de descontento y violencia en Quito, anunció el traslado de la sede del gobierno a Guayaquil .

"Hay -dijo- una intención política organizada para desestabilizar el Gobierno y romper el orden constituido y romper el orden democrático", señaló.

Para Moreno, quienes han generado actos de violencia extrema son "individuos externos pagados y organizados" y dijo que no es coincidencia que varios líderes del Gobierno de Correa hayan ido a Venezuela hace algunos días para preparar el supuesto plan de desestabilización.

Las manifestaciones en Ecuador comenzaron tras la ira que desató un anuncio del presidente de la quita de subsidios a los combustibles .

Tras las medidas económicas del gobierno acuatoriano, los manifestantes salieron a las calles
Tras las medidas económicas del gobierno acuatoriano, los manifestantes salieron a las calles Fuente: AFP

Martín Vizcarra

En el caso de Perú, la situación se dio al revés, y fue el presidente Martín Vizcarra el acusado de un "autogolpe" , luego de su decisión de disolver el Congreso , dominado por el partido fujimorista y sus aliados.

Vizcarra hizo pública su decisión de disolver el Congreso y convocar elecciones legislativas para el próximo 26 de enero aplicando una norma constitucional que le habilita a ello si la cámara le niega una cuestión de confianza a dos gabinetes presidenciales.

Tras el anuncio, los responsables de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se reunieron con Vizcarra para mostrar "su pleno respaldo al orden constitucional y al presidente" .

Manifestaciones de ciudadanos afuera del Congreso peruano
Manifestaciones de ciudadanos afuera del Congreso peruano Fuente: AP - Crédito: Rodrigo Abd

Sin embargo, el Congreso respondió aprobando la suspensión de Vizcarra de sus funciones presidenciales durante 12 meses por "incapacidad temporal". Y juramentó a la vicepresidenta Mercedes Aráoz como "presidenta en funciones" del país.

Unos días después, Aráoz renunció, desatando una crisis institucional en el país.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.