Dilma Rousseff ratificó que terminará su mandato y tildó al opositor PSDB de golpista