Ecuador rompió relaciones diplomáticas con Colombia

El presidente Correa "rechazó enérgicamente" las acusaciones que lo vinculan con las FARC y confirmó que estaban cerca de lograr la liberación de Betancourt; Venezuela ordenó la expulsión del embajador colombiano en Caracas
(0)
4 de marzo de 2008  • 00:10

BOGOTA/CARACAS/QUITO.- En un mensaje telavisado, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, ratificó la ruptura de relaciones diplomáticas con Colombia y confirmó que estaban avanzadas las negociaciones con las FARC para liberar a 12 rehenes, entre ellos la ex candidata a la presidencia de Colombia, Ingrid Betancourt.

El gobierno de Ecuador envió esta tarde una carta a Bogotá en la que anunció el rompimiento con Colombia, informó la cancillería colombiana.

"Frente a una sucesión de hechos e inamistosas imputaciones y de conformidad con lo establecido en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, el gobierno de Ecuador ha decidido romper relaciones diplomáticas con el gobierno de Colombia, a partir de esta fecha", reza la carta enviada desde Quito.

En tanto, en medio de la escalada de tensión que vive la región hace dos días, Venezuela ordenó la expulsión del embajador colombiano en Caracas, Fernando Marín, y del personal diplomático de ese país, “en defensa de la soberanía de la patria y de la dignidad del pueblo venezolano”, según informó hoy la Cancillería venezolana en un escueto comunicado.

“El conflicto armado en Colombia no sólo es una amenaza para el pueblo colombiano, se ha convertido en una amenaza para todos los países de la región", dijo el canciller venezolano Nicolás Maduro durante un acto en la Asamblea Nacional al condenar el ataque de las autoridades colombianas en suelo ecuatoriano a un campamento de las FARC.

Por su parte, el presidente de Ecuador, Rafael Correa iniciará mañana una gira Perú, Brasil, Venezuela, Panamá y República Dominicana, dijo el coordinador de la sala de prensa externa de la Presidencia, Xavier Rueda, a Radio Quito. El viaje tiene como objetivo obtener apoyo internacional en la crisis originada tras una acción militar colombiana contra las FARC en su territorio, pero no precisó una fecha de retorno como tampoco la agenda de Correa.

Al mismo tiempo el gobierno concentró a 3200 militares en el punto más crítico de la frontera con Colombia de unos 600 kilómetros. El grupo es parte de una fuerza de 11.000 que se mantenía en la zona antes de que estallara el conflicto con el gobierno de Uribe, y que llevó a Correa a ordenar la movilización de tropas.

El comunicado de Ecuador. En la misiva fechada hoy, "rechaza enérgicamente" la acusación formulada por el director de la Policía colombiana, general Oscar Naranjo, sobre vínculos del gobierno de Rafael Correa con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"El gobierno ecuatoriano rechaza enérgicamente estas afirmaciones que, con cinismo, se suman a la actitud hostil, manifestada en la reciente violación a la soberanía e integridad territorial del Ecuador", dice al respecto.

"Las infundadas acusaciones constituyen un deliberado intento para desviar la atención del hecho de la violación de la soberanía territorial ecuatoriana, tal como ha sido reconocido por el Gobierno colombiano en comunicados y notas diplomáticas", añadió.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración informó en el comunicado que "por disposición del Presidente de la República (Rafael Correa), convocó el día de hoy al señor Héctor Arenas Neira, Ministro Consejero de la Embajada de Colombia en Ecuador, para entregarle la comunicación mediante la cual se notifica que el Gobierno del Ecuador ha decidido romper relaciones diplomáticas con el Gobierno de Colombia, a partir de esta fecha".

La escalada de tensión se produce dos días después de que se conociera la muerte del número dos de las FARC, Raúl Reyes, abatido durante un operativo de las fuerzas militares colombianas en territorio ecuatoriano.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.