El falso intérprete del homenaje a Nelson Mandela está internado en un psiquiátrico