En España, un respiro a tanta austeridad