Irán restringió oficialmente las inspecciones internacionales en sus instalaciones nucleares