Los dos países de la región que empiezan a aplicar masivamente la vacuna de Pfizer