srcset

Fotorreportaje

Los rostros de la protesta global

(0)
26 de diciembre de 2019  • 01:44

Las protestas barrieron el mundo en 2019, con millones de personas que salieron a las calles desde Cataluña hasta Colombia, y de Haití a Hong Kong.

Cada movimiento tenía su propio disparador. Algunos fueron alimentados por la corrupción de élites cerradas. Otros querían democracia o independencia.

Algunos pidieron reformas y otros se opusieron a ellas. Las preocupaciones sobre el cambio climático y la destrucción del medio ambiente también impulsaron a los activistas de todo el mundo.

Las frustraciones fueron a veces similares, desde la desigualdad hasta la impotencia.

Umm Mahdi, de 66 años, una manifestante iraquí durante las protestas contra el gobierno en curso, en Bagdad, Irak, el 25 de noviembre de 2019
Umm Mahdi, de 66 años, una manifestante iraquí durante las protestas contra el gobierno en curso, en Bagdad, Irak, el 25 de noviembre de 2019 Fuente: Reuters - Crédito: Thaler al-Sudani

Alex Muñoz Fuentes, un contador de 47 años, en Santiago, Chile, 8 de noviembre de 2019
Alex Muñoz Fuentes, un contador de 47 años, en Santiago, Chile, 8 de noviembre de 2019 Fuente: Reuters - Crédito: Jorge Silva

Jasper, de 27 años, que trabaja en un banco minorista se manifiesta en Hong Kong, China, el 12 de noviembre de 2019.
Jasper, de 27 años, que trabaja en un banco minorista se manifiesta en Hong Kong, China, el 12 de noviembre de 2019. Fuente: Reuters - Crédito: Shannon Stapleton

Amiri Yacine, de 26 años, estudiante durante una protesta que rechaza las elecciones presidenciales de diciembre y contra la élite gobernante del país en Argel, Argelia, 15 de noviembre de 2019.
Amiri Yacine, de 26 años, estudiante durante una protesta que rechaza las elecciones presidenciales de diciembre y contra la élite gobernante del país en Argel, Argelia, 15 de noviembre de 2019. Fuente: Reuters - Crédito: Ramzi Boudina

Rivera Zambrano, de 67 años y otros cocaleros y simpatizantes del derrocado presidente de Bolivia, Evo Morales, realizan un bloqueo en la carretera principal de la provincia de Chapare, en Villa Tunari, Bolivia, el 26 de noviembre de 2019.
Rivera Zambrano, de 67 años y otros cocaleros y simpatizantes del derrocado presidente de Bolivia, Evo Morales, realizan un bloqueo en la carretera principal de la provincia de Chapare, en Villa Tunari, Bolivia, el 26 de noviembre de 2019. Fuente: Reuters - Crédito: Marco Bello

El manifestante Didier Baylac, usa un chaleco amarillo durante la 56a ronda de protestas, con un telón de descontento social provocado por el plan de reforma de pensiones del presidente Macron en París, Francia, el 7 de diciembre de 2019.
El manifestante Didier Baylac, usa un chaleco amarillo durante la 56a ronda de protestas, con un telón de descontento social provocado por el plan de reforma de pensiones del presidente Macron en París, Francia, el 7 de diciembre de 2019. Fuente: Reuters - Crédito: Benoit Tessier

El maestro Andrés Felipe Vargas, de 52 años, en una protesta durante una huelga nacional en Bogotá, Colombia, 27 de noviembre de 2019.
El maestro Andrés Felipe Vargas, de 52 años, en una protesta durante una huelga nacional en Bogotá, Colombia, 27 de noviembre de 2019. Fuente: Reuters - Crédito: Benoit Tessier

Hiba Ghosn, de 36 años, que trabaja en la industria de la moda junto a sus amigos sentados al sol de la tarde en la plaza de los Mártires, mientras la gente se reúne para una manifestación durante las protestas contra el gobierno en curso en Beirut, Líbano, el 17 de noviembre de 2019.
Hiba Ghosn, de 36 años, que trabaja en la industria de la moda junto a sus amigos sentados al sol de la tarde en la plaza de los Mártires, mientras la gente se reúne para una manifestación durante las protestas contra el gobierno en curso en Beirut, Líbano, el 17 de noviembre de 2019. Fuente: Reuters - Crédito: Andres Martinez Casares

Mohammad Anas Qureshi, de 20 años, vendedor de frutas, frente a la policía antidisturbios durante una protesta contra una nueva ley de ciudadanía en Delhi, India, el 19 de diciembre de 2019.
Mohammad Anas Qureshi, de 20 años, vendedor de frutas, frente a la policía antidisturbios durante una protesta contra una nueva ley de ciudadanía en Delhi, India, el 19 de diciembre de 2019. Fuente: Reuters - Crédito: Andres Martinez Casares

Axel Buxade, un estudiante de 18 años con una bandera catalana durante una protesta en la Plaza de la Universidad de Barcelona, España, 9 de noviembre de 2019.
Axel Buxade, un estudiante de 18 años con una bandera catalana durante una protesta en la Plaza de la Universidad de Barcelona, España, 9 de noviembre de 2019. Fuente: Reuters - Crédito: Rafael Marchante

Y a menudo las protestas se volvieron violentas con las fuerzas de seguridad, con cientos de muertos y heridos en Irán, Irak y otros lugares. Las descargas de gases lacrimógenos se convirtieron en un espectáculo familiar en Hong Kong, tradicionalmente pacífico y estable.

Sin embargo, en medio de los disparos y las nubes de gases lacrimógenos, hubo un sentimiento de solidaridad cuando los manifestantes recurrieron a la determinación y la fuerza de los demás.

"En este momento estamos en una etapa de despertar y tenemos que aprovechar eso", dijo Andrés Felipe Vargas, profesor que se une a una huelga antigubernamental en Bogotá, Colombia.

"Lo que está sucediendo en nuestro país, y estas injusticias que generan inequidades, son las mismas injusticias que están destruyendo el planeta", dijo.

Los fotógrafos de Reuters en más de una docena de países documentaron la profundidad de los sentimientos que vinculaban movimientos dispares.

"Estoy protestando contra la injusticia y la dictadura", dijo Amiri Yacine, de 26 años, sosteniendo un cartel que representa las protestas del mundo como una flor floreciente, entre cientos de manifestantes en su mayoría jóvenes en Argel.

Yacine, que se ha unido a manifestaciones desde febrero en oposición a la élite sombría que ha controlado Argelia desde la independencia en 1962, también siente que sus demandas son universales.

"Queremos construir una nueva Argelia ... queremos medios libres y un respeto total de los derechos humanos. Además, queremos empleos e infraestructura", dijo Yacine.

"Mi mensaje para los manifestantes es que sean pacíficos: sean sabios y mantengan la calma. Luchen contra el sistema con buenas ideas".

El verano se convirtió en invierno en Hong Kong, donde las manifestaciones contra un controvertido proyecto de ley de extradición se convirtieron en un impulso para una mayor democracia.

El gobierno respaldado por Beijing se ha negado a ceder, mientras que los manifestantes se han reunido en grandes cantidades, convirtiendo los distritos comerciales en un mar de personas vestidas de negro.

"Esta es una demanda universal de democracia y justicia", dijo Jasper, un trabajador bancario de 27 años, que se unió a una protesta en el centro a la hora del almuerzo. Con un traje elegante, corbata a rayas rojas y azules y pañuelo de bolsillo, de pie en la calle Pedder, en el distrito central de la ciudad.

Como muchos manifestantes,no dio su apellido y usó una máscara quirúrgica para ocultar su identidad.

"Todos los países del mundo enfrentan la misma situación. Este no será un camino fácil, pero todos sabemos que estamos haciendo lo correcto".

El movimiento ha invitado a las comparaciones con los manifestantes que presionan por la independencia de la región española de Cataluña, donde la sentencia de los líderes separatistas a largas penas de prisión condujo a protestas renovadas ya veces violentas.

"Estamos aquí, principalmente jóvenes, indignados por la incapacidad de los políticos para hablar", dijo el estudiante de Barcelona Axel Buxade, de 18 años, con una bandera catalana en un campamento de manifestantes en una calle de la ciudad.

"Ha habido actos de apoyo mutuo, si alcanzan su objetivo, estaremos muy contentos", dijo, refiriéndose a Hong Kong.

La economía y, en particular, la desigualdad también han demostrado ser un potente combustible para las protestas en el Líbano, Chile, Ecuador e Irak.

"La gente en el mundo está cansada de la injusticia", dijo el chileno Alex Muñoz Fuentes, un contador de 47 años, parado frente a una barricada en llamas en una calle de Santiago.

"No quiero que me den nada gratis", dijo, con la bandera nacional en una mano y un par de gafas para protegerlo de los efectos del gas lacrimógeno en la otra.

"Pero sé que en Chile las instituciones, la ley y la constitución están hechas para abusar de las clases trabajadoras. Quiero un nuevo acuerdo".

"Hong Kong es similar, las autoridades no están pensando en el bienestar de las personas. Tengo un abrazo fraternal para ellos y toda mi solidaridad de Chile. Por favor, no te rindas".

Fotografías de Thaier al-Sudani, Jorge Silva, Shannon Stapleton, Ramzi Boudina, Marco Bello, Benoit Tessier, Luisa Gonzalez, Andres Martinez Casares, Danish Siddiqui y Rafael Marchante

Texto de Reuters

Edición fotográfica de Dante Cosenza

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.