Más que un paso limítrofe, una verdadera carrera de obstáculos

Los miles de viajeros deberán hacer frente a una infraestructura de por sí escasa y precaria
Justo Urbieta
(0)
14 de junio de 2015  

FORMOSA.-La marea humana que ya se vislumbra venir desde todo el país promete también la pesadilla de un denso cruce fronterizo, que amenaza con desbordar las vetustas instalaciones de la zona.

El primer gran problema es la precaria infraestructura existente para el paso de vehículos y personas. La ciudad fronteriza de Clorinda tiene dos pasos internacionales. Uno es el puente internacional San Ignacio de Loyola, un puente metálico Bailey que se tendió en la década del 70 y que fue refaccionado repetidamente, aunque en la actualidad ya no responde al creciente tráfico del Mercosur. El otro cruce que se anticipa insuficiente es un paso peatonal llamado Pasarela de la Amistad.

Una alternativa para los viajeros que llegan de las provincias será ir a Puerto Pilcomayo, a 12 kilómetros de Clorinda, donde diariamente circulan embarcaciones de pasajeros, cargas y vehículos, un servicio que habitualmente cierra a las siete de la tarde pero que durante la visita del Papa funcionará de corrido.

Nada de esto podrá de todos modos evitar los cuellos de botella que se vislumbran. Las autoridades estudian cómo agilizar el traslado de tamaña multitud, por ejemplo, facilitando los trámites migratorios y aduaneros de manera previa a llegar a Clorinda, o iniciando el operativo del ordenamiento de tránsito mucho antes de llegar a Formosa.

"Trabajaremos para ejecutar el mejor plan vial en resguardo de los peregrinos que transiten por nuestras rutas, tanto en su viaje de ida como a su regreso, para lo cual habrá una labor muy importante de las fuerzas policiales y de seguridad nacional", dijo el ministro de Gobierno de Formosa, Jorge Abel González.

Aun sorteando los obstáculos locales por la infraestructura vieja y debilitada, del otro lado de la frontera habrá nuevos escollos para los peregrinos decididos a acompañar al Papa, en especial si viajan en auto. Uno será el ya colapsado tránsito en Paraguay, donde en la zona urbana se avanza a paso de hombre.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.