"Nos preparamos para lo peor": los testimonios de argentinos que viven en la zona del huracán Dorian

El huracán Dorian atacó a las Bahamas y se dirige a Florida
El huracán Dorian atacó a las Bahamas y se dirige a Florida Fuente: AP
Julia D'Arrisso
(0)
2 de septiembre de 2019  • 18:22

Después de pasar por las islas Ábaco, el huracán Dorian se ubicó sobre las Bahamas y dejó a la vista sus efectos en tierra: se destruyeron 13.000 viviendas, según informó la Cruz Roja, y terminó con la vida de un niño de siete años. Próximamente, se espera que se dirija hacia Florida.

"Hasta 13.000 casas pueden haber sido destruidas o sufrido daños graves. En la isla de Ábaco se cree que las inundaciones contaminaron los pozos con agua salada creando una necesidad urgente de agua limpia", publicó la Cruz Roja en Twitter. El huracán tocó tierra el domingo en el noroeste de las Bahamas con vientos de 297 kilómetros por hora. Sin embargo, hoy los vientos se habían reducido a una velocidad máxima sostenida de 250 kilómetros por hora. Según pronostican los meteorólogos, se espera que Dorian se aleje de Bahamas el martes por la mañana y se dirija hacia el norte, a una distancia entre 60 y 80 kilómetros de Florida.

Entre los residentes, hay argentinos que viven de cerca los efectos que está generando en Estados Unidos la llegada del huracán. Claudia Volozyn es cordobesa, pero hace 20 años vive en Estados Unidos y de ellos, hace 10 habita en Florida. Actualmente, vive con su familia en Wellington, Palm Beach y, según contó a LA NACION, está paralizada, sobre todo después de enterarse de la destrucción que causó Dorian en Bahamas.

Para afrontar el temporal, se anticipó en la compra de provisiones para algunos días y preparó una radio a pilas por si se corta la luz para estar al tanto de las noticias. "Nos organizamos con tiempo, pero igual nos preparamos para lo peor", confió Volozyn.

Donde vive Volozyn las escuelas cerraron y la actividad aeroportuaria está suspendida. De hecho, al menos 1054 vuelos fueron cancelados en Estados Unidos, informó la página web de FlightAware. Según el sitio web, el estado de Florida canceló el mayor número de vuelos en el país. Señaló que más de la mitad de llegadas y salidas se cancelaron en los aeropuertos de Fort Lauderdale y Orlando, mientras que el de Palm Beach anunció que no estaría operativo este 2 de septiembre.

"El huracán todavía no llega a esta zona. Está la posibilidad de que nos pase de largo o no, pero mientras tanto, todos estamos alerta", señaló. "Hubo falta de nafta, agua y la gente empezó a stockearse para prepararse. Sacaron los muebles de los patios y han cortado los arboles. Ayer se realizaron las primeras evacuaciones en las zonas más cercanas a la costa y para la gente que vive en casas móviles", explicó Volozyn. También se prepararon escuelas públicas en el condado para que funcionen como refugios. Y en las viviendas se colocaron chapas de protección antihuracanes.

"Se espera que el huracán llegue hoy a la noche. Nosotros estaríamos fuera del ojo de la tormenta, pero aunque pase el huracán, tendremos lluvia y se estiman inundaciones", dijo Volozyn.

Lo que más le preocupa es que no existen precisiones sobre la dirección que tomará Dorian. "En un momento pensamos en irnos, pero no sabemos con exactitud cuál va a ser el recorrido del huracán. El miércoles estaríamos fuera de peligro, pero estamos esperando día a día la proyección", cerró.

José Benegas, periodista y escritor argentino que reside hace siete años en Fort Lauderdale, Florida, contó a LA NACION que la situación en ese lugar no es alarmante, más allá de que hay precipitaciones intermitentes.

Lo que sí llamó su atención es la actividad en supermercados y comercios, donde percibió falta de stocks, largas filas para cargar combustible y algunos comercios cerrados.

De hecho, en un supermercado de su zona de residencia advirtieron con un cartel que se limitaría la compra de agua a cuatro botellas de un galón "para poder servir a la mayoría de los clientes de nuestra comunidad", expresaba el aviso.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.