Gran Bretaña perdonó al matemático Alan Turing, sesenta años después de su condena por homosexual