Presionado por China, Apple eliminó una app que usaban los manifestantes en Hong Kong