Un dibujo animado provocó convulsiones a cientos de niños

El centelleo de las imágenes del programa de televisión Pokemon, inspirado en un videojuego, causó mareos y desmayos en pequeños; suspendieron su emisión.
El centelleo de las imágenes del programa de televisión Pokemon, inspirado en un videojuego, causó mareos y desmayos en pequeños; suspendieron su emisión.
(0)
18 de diciembre de 1997  

TOKIO (Reuter).- Un programa de dibujos animados, inspirado por el popular juego de video Pocket Monsters, provocó convulsiones en casi 700 niños en todo Japón el martes en la noche y obligó a la cadena que lo transmitió a pedir disculpas y suspender la emisión de la serie.

El gerente de programación de Tokyo TV dijo que los niños, en su mayoría en edad escolar, fueron llevados a los hospitales tras mirar las imágenes "de una explosión de color rojo vivo y brillante que duró cinco segundos", emitidas veinte minutos después del inicio de Pokemon, la tira animada.

Un vocero del cuerpo de bomberos, que realizó una encuesta nacional, dijo que por lo menos 618 niños sufrieron convulsiones, vómitos, vista irritada y otros síntomas. La mayoría de los pequeños fueron trasladados de urgencia a hospitales por padres angustiados y 120 de ellos permanecen hospitalizados con síntomas epilépticos. El primer ministro Ryutaro Hashimoto participó en el debate nacional convocado por Tokyo TV, que dominó, además, los titulares del día.

Al comentar la fascinación del dibujo animado con las pistolas de rayos láser, Hashimoto dijo que debía ser considerada cuidadosamente porque "se trata de armas". "Sus efectos en los televidentes -agregó- han sido plenamente determinados."

Epilepsia televisiva

El doctor Yukio Fukuyama, experto en epilepsia infantil , explicó que fulgores brillantes de luz y colores en la pantalla chica pueden provocar un fenómeno conocido como epilepsia televisiva.

"Me llevé un susto tremendo cuando vi cómo mi hija de repente perdía la conciencia. Sólo volvió a respirar después de que le diera unas palmas en la espalda", dijo la madre de una niña. Otra madre relató que tuvo que hacerle un masaje en el corazón a su hijo para reanimarlo. Según los médicos que lo atendieron, el menor no se acordaba de haber visto el programa.

"Los niños y jóvenes sufrieron posiblemente ataques epilépticos tras mirar las luces e imágenes que cambiaron 54 veces en sólo cinco segundos", reveló la psicóloga Rika Kayama.

Una niña de once años sufrió convulsiones tan graves que tuvo que ser atendida en la unidad de cuidados intensivos. Otra pequeña, de cinco años, se debatió, incluso, entre la vida y la muerte.

Estragos audiovisuales

La opinión pública japonesa, consternada por el caso,centró sus críticas en el productor de la serie, quien explicó que los efectos utilizados en la tira emitida el martes eran habituales en los dibujos animados para provocar el efecto de gran velocidad.

Otros productores afirmaron que los expertos conocen los estragos que pueden producir este tipo de técnicas audiovisuales. La suma de ataques, no obstante, sorprendió a los médicos.

Los dibujos animados Pokemon, que tenían la mayor audiencia de su horario, están basados en los personajes del juego de video Pocket Monsters, de Nintendo.

El presidente de la empresa, Hiroshi Yamauchi, negó que la serie animada y el juego de video estén relacionados. "Pocket Monster es en blanco y negro", adujo Yamauchi.

"No prevemos un impacto directo del incidente en nuestros negocios para la época navideña, ya que el programa de televisión y el juego son distintos", afirmó un vocero de Nintendo.

Sin embargo, las acciones de la empresa perdieron cerca de 2,5%en el inicio de la sesión de la Bolsa de Tokyo, aunque finalmente su baja se ubicó en torno del 1,8%.

Hace varios años, algunos adolescentes japoneses sufrieron espasmos a causa de los juegos de video. Nintendo decidió, entonces, incluir en sus productos una inscripción que advierte que las imágenes pueden desencadenar ataques epilépticos.

Un mercado adicto

TOKIO (Reuter).- Hasta que las noticias indicaron que una tira de dibujos animados había provocado convulsiones en los niños, la mayoría de los padres japoneses estaban tranquilos al saber que sus hijos estaban sentados frente a la televisión mirando dibujos animados.

Los dibujos animados japoneses, difundidos a la tarde por todos los canales, han sido un comodín en la industria nacional del entretenimiento y se convirtieron en un negocio millonario. Desde Astroboy hasta Speed Racer, la animación es una valiosa parte de Japón y de la cultura pop mundial. Todo eso podría cambiar después del extraño episodio de anteayer, en el que centenares de niños sufrieron convulsiones luego de mirar una serie basada en el juego de video Pocket Monsters.

Las asociaciones de padres, las cadenas oficiales y los ejecutivos de la industria pronostican cambios después del incidente. Pero también creen que su país es tan adicto a los dibujos animados que, probablemente, la industria del entretenimiento no sufrirá consecuencias a largo plazo.

La Fuji Television Network, una de las mayores cadenas de televisión japonesas, no está preocupada por las posibles repercusiones del incidente en el mercado de los dibujos animados. "Este es un problema técnico con los procesos de animación y no con los dibujos animados japoneses en general", dijo Seitaro Murao, un vocero de la cadena, y agregó que su empresa no considera incluir leyendas de advertencias o rediagramar su programación.

Sin embargo, los canales locales trataron de enfriar la fiebre producida por los Pokemon y los juegos Pocket Monsters antes del incidente y comenzaron a retirar las tiras animadas de su programación. El mercado de los productos con los protagonistas de la tira (juguetes y golosinas) factura más de 3000 millones de dólares por año.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.