Un terremoto dejó 564 muertos en Marruecos

El sismo afectó la ciudad de Alhucemas, en el norte del país
(0)
25 de febrero de 2004  

RABAT.- En el peor sismo que azotó el norte de Africa en más de 40 años, por lo menos 564 personas murieron y 300 resultaron heridas cuando un fuerte temblor sacudió ayer el norte de Marruecos, cerca de la ciudad portuaria de Alhucemas, según informó el Ministerio del Interior marroquí, cuyas autoridades advirtieron que la cantidad de víctimas mortales podía ser aún mayor.

"Es una verdadera tragedia", dijo un funcionario, tras explicar que "la mayor parte de los residentes que viven en la zona son mujeres, niños y ancianos, porque los hombres se van a trabajar a Holanda y Alemania".

El sismo sacudió zonas rurales próximas a Alhucemas, y los hogares de tres aldeas cercanas -Ait Kamra, Tamassint y Izeourn-, donde 30.000 personas viven en casas de arcilla, sufrieron daños.

Hospitales desbordados

El terremoto, de 6,3 grados en la escala de Richter, provocó graves daños materiales y muchas personas seguían atrapadas bajo los escombros de las viviendas de adobe que se derrumbaron. Los hospitales locales resultaron insuficientes para atender las necesidades de todos los heridos, agregaron las autoridades.

"Cuando pensamos que ya hemos atendido a todos los heridos y muertos, comienzan a llegar más ambulancias", dijo un médico del hospital Mohammed V, el principal nosocomio de Alhucemas.

También resultaban insuficientes los recursos para rescatar a las personas que permanecían bajo los escombros. Las autoridades precisaron que no contaban con los equipos para remover los escombros ni con los perros rastreadores necesarios para encontrar más cuerpos.

Las réplicas del temblor continuaron durante la tarde de ayer, por lo que miles de habitantes de Alhucemas decidieron pasar la noche fuera de sus domicilios por miedo a que los sismos continuaran en la noche.

Los vecinos acomodaron camiones, tiendas y automóviles para pasar la noche a la intemperie y casi la mitad de los habitantes de la ciudad abandonó su hogar.

El sismo también se sintió en Melilla, un enclave español en el norte de Marruecos, y en zonas de Andalucía y Almería, en el sur de España.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.