Una bacteria logra crear oro de 24 quilates

Investigadores de la Universidad de Michigan son los nuevos "Midas" de la ciencia; "estamos haciendo alquimia microbiana", indicaron
(0)
5 de octubre de 2012  • 18:52

En esta época en la que el valor del oro alcanzó su máximo histórico, investigadores de la Universidad de Michigan han descubierto una bacteria con capacidad de resistir una gran cantidad de toxicidad que le permite crear pepitas de 24 quilates de oro.

Los modernos Midas son el profesor de microbiología y genética molecular Kazem Kashefi y el profesor asociado de arte electrónico Adam Brown.

"Estamos haciendo 'alquimia microbiana' -la transformación a oro de algo sin valor-", explicó Kashefi, que junto a Brown se dieron cuenta de que las bacterias metallidurans Cupriadvidus son tolerantes a los metales, y pueden crecer en concentraciones masivas de cloruro de oro u oro líquido, un compuesto químico tóxico que se encuentra en la naturaleza.

Mediante esta alquimia microbiana esa bacteria, que ha demostrado ser tremendamente resistente a la mencionada sustancia tóxica (hasta 25 veces más resistente de lo que se pensaba previamente) se la alimenta con el oro clorídrico y al cabo de una semana de "digestión" el "residuo" excretado resulta ser el preciado metal.

Brown y Kashefi han alimentado las bacterias con cloruro de oro, imitando el proceso que ocurre en la naturaleza. En aproximadamente una semana las bacterias transforman las toxinas y producen una pepita de oro.

Esta 'obra de arte' toma una serie imágenes realizadas por un microscopio electrónico de barrido. Utilizando las antiguas técnicas de iluminación de oro, Brown ha conseguido que cada impresión contenga parte del metal producido en el biorreactor.

"Esto es la neo-alquimia. Cada parte, cada detalle del proyecto, es un cruce entre la microbiología moderna y la alquimia", ha explicado Brown. "La ciencia trata de explicar el mundo fenomenológico. El arte tiene la capacidad de impulsar la investigación".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.