Video: así fue el operativo militar en el que murió Al-Baghdadi

La mezquita de Al-Nuri, en la antigua base del grupo Estado Islámico (EI) en el norte de Irak, donde el supremo yihadista Abu Bakr al-Baghdadi solía dirigirse a sus seguidores
La mezquita de Al-Nuri, en la antigua base del grupo Estado Islámico (EI) en el norte de Irak, donde el supremo yihadista Abu Bakr al-Baghdadi solía dirigirse a sus seguidores Fuente: AFP
(0)
27 de octubre de 2019  • 14:34

El líder del grupo terrorista Estado Islámico, Abu Bakr al-Bagdadi, detonó anoche un chaleco suicida que lo mató a él y a tres de sus hijos luego de que miembros de las fuerzas especiales de Estados Unidos lo atraparan en un túnel sin salida en Siria.

"Su cuerpo fue mutilado por la explosión. El túnel también se derrumbó sobre él. Pero los resultados de una prueba lo identificaron de forma cierta, inmediata y totalmente positiva. Era él", anunció esta mañana el presidente norteamericano Donald Trump.

"El delincuente, que se esforzó tanto por intimidar a los demás, pasó sus últimos momentos con miedo absoluto, perseguido por los perros, en total pánico y temor, aterrorizado por las fuerzas estadounidenses que se cernían sobre él", contó en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

El discurso de Trump

08:42
Video

Cómo fue la misión

En plena noche, Abu Ahmed oyó cómo unos soldados que hablaban "un idioma extranjero" atacaban una casa justo al lado de la suya, en medio de los campos de olivos en el noroeste de Siria.

Abu Ahmed se pregunta ahora, después de ver la televisión, cuáles eran las actividades de su vecino, que se presentaba como un "comerciante de productos alimenticios", pero que podría haber escondido en su casa a Abu Bakr al-Bagdadi.

Cuando hacia la medianoche helicópteros sobrevolaron el pueblo de Barisha, Abu Ahmed estaba tranquilamente en su casa. Este hombre de unos 50 años oyó después disparos a una decena de metros.

"Se oyó a alguien hablando en árabe, que decía: «Abu Mohamed ríndete»", afirma.

La operación duró cerca de tres horas y acabó con un bombardeo aéreo, cuentan testigos.

Hoy, por la mañana, la casa de Abu Mohamed no era más que un montón de piedras blancas, cemento y chatarra.

La zona fue acordonada por los combatientes armados de Hayat Tahrir al Sham (HTS), la exrama siria de Al-Qaida que aún controla la provincia de Idlib.

"Solo nos saludábamos"

Los periodistas fueron autorizados a acceder brevemente a la zona atacada. Desde lo alto de los escombros se observa la estructura deformada de un coche y los restos calcinados de una moto, atrapados entre cables eléctricos.

Alrededor, entre los campos de olivos hay precarias tiendas instaladas por los desplazados del conflicto sirio.

La pequeña aldea atacada estaba ocupada por Abu Mohamed, un hombre discreto que probablemente acogió en su casa a Bagdadi, de lo que nadie pareció haberse dado cuenta.

Este misterioso Abu Mohamed decía que era un desplazado llegado de la provincia vecina de Alepo y vivía del comercio de productos alimentarios y de ganado.

"Con este hombre sólo nos saludábamos", asegura Abu Ahmed, desplazado oriundo de la provincia central de Homs. "Somos gente intrínsecamente sociable. Le decíamos: «Ven a casa», pero no venía", continúa.

Todos los días, cuenta, su vecino salía pronto por la mañana y regresaba tarde por la noche. Nunca se vio ninguna mujer ni niños en la casa.

Otro vecino, Ahmed Mohamed, llegó al lugar del ataque tan pronto como pudo. Su casa se encuentra a unos 500 metros de ahí y cuenta que, durante la noche, vio a dos aviones sobrevolando el sector a muy baja altura, a unos 15 metros.

También oyó intercambio de disparos y después disparos de misiles, afirma.

Las imágenes a la distancia

01:36
Video

Secuestrados

Al tiempo que confirmó el ataque estadounidense en Siria, el presidente Trump indicó que el jefe de Estado Islámico murió al detonar un "chaleco" explosivo. Una "gran cantidad" de combatientes murió con él.

El domingo temprano, Abdel Hamid, otro habitante de Barisha, pudo acceder a la casa en ruinas antes de que el lugar fuera acordonado. "Había seis cuerpos en la casa, nadie sabe quiénes son", describe.

"Un coche pasaba al lado por casualidad, y fue alcanzado, había dos muertos en el interior", añade este hombre de 23 años.

Tras conversar con los vecinos, Abdel Hamid comprendió que Abu Mohamed y otra persona habían desaparecido, al parecer "secuestrados" por los asaltantes. "La gente dice que se llevaron al propietario de la casa y con él a otra persona", asevera.

Trasladan los restos

Los soldados estadounidenses "trasladaron parte del cuerpo" del líder yihadista Abu Bakr al-Baghdadi, tras haber removido los escombros de la galería que se derrumbó tras la explosión que terminó con su vida.

Al Baghdadi
Al Baghdadi Crédito: SITE

"Tenemos su ADN, tenemos las muestras, se hicieron análisis en el lugar", afirmó el presidente estadounidense Donald Trump. Explicó que el trabajo fue difícil porque durante la explosión, el túnel por el que huía se derrumbó.

Trump dijo: "Los terroristas jamás deben dormir tranquilos porque deben saber que nosotros estamos aquí para capturarlos y matarlos". "No pueden huir de su destino ni del juicio final de Dios".

"Este ataque fue impecable y fue posible gracias a la ayuda de Rusia Siria, Turquía, Irak e incluso de los kurdo-sirios", afirmó y sostuvo que "era un hombre enfermo y depravado, un violento y murió como un cobarde, como un perro, corriendo y llorando".

"Ahora el mundo es un lugar más seguro", cerró.

Agencias AFP, Reuters y AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.