Brittany Howard hace vibrar al soul en su nuevo disco

La cantante de Alabama Shakes juega con la tradición en Jaime
La cantante de Alabama Shakes juega con la tradición en Jaime Crédito: David Richard-AP-REX-Shutterstock
Jon Dolan
(0)
30 de septiembre de 2019  • 12:48

Brittany Howard - 'Jaime'

Ato - 4 estrellas

Brittany Howard es una fanática radical del rock & roll sureño, con un conocimiento profundo de cientos de años de historia y algunas ideas inspiradoras sobre cómo reformularlo. Como cantante y guitarrista de Alabama Shakes, combinó garage-rock, soul y psicodelia. En 2015 fundó Thunderbitch, su proyecto de punk-rock, y llevó la escena de Nueva York a un terreno más rutero. Ahora, puso a los Shakes en pausa para grabar su debut solista junto a algunos ex compañeros. Pero el disco es un desvío total, un paseo caleidoscópico por el R&B, el hip-hop, el blues y el góspel, amalgamado con una ingeniería sónica de laptop y una urgencia política altamente personal.

"History Repeats" establece el tema del álbum desde el comienzo: suena a la vez ancestral y moderno, y sugiere un puente natural entre James Brown, el Prince de la época de "Kiss" y el futurismo de Janelle Monáe. La voz de Howard alcanza un falsete digno de Smokey Robinson en el soul sesentoso de "Stay High", y "Short and Sweet" evoca a Nina Simone tan solo con la voz de Howard y una guitarra íntima y melancólica.

El tecladista Robert Glasper y el baterista Nate Smith son sus nuevos colaboradores: dos músicos de jazz que la ayudan a convertir riffs en exploraciones fluidas, especialmente en el opus cósmico de "13th Century Metal". El momento más potente recupera la tradición sureña de una manera que va más allá de la reinvención: "He Loves Me" es un himno de devoción religiosa, y samplea a un predicador negro que habla sobre un amigo que va a vivir una vida larga y feliz "porque no se preocupa por nada", mientras la guitarra de Howard se pone ruidosa y ella le reza a su Jesús personal. "Sé que igual me ama/ Sé que igual me ama cuando fumo porro", dice.

Sobre un beat sinuoso y un órgano meditativo, "Georgia" es una oda desamparada a un estado que se pronunció a favor de leyes antiabortistas y en el que el voto afroamericano cayó significativamente en las elecciones de 2018. Howard parece tener en mente el "Georgia on My Mind" de Ray Charles, pero transforma la nostalgia en algo mucho más triste. "Solo quiero que Georgia me reconozca", canta, confrontando la opresión con esperanza. Es un momento movilizante en un disco lleno de temas conmovedores.

Por: Jon Dolan
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.