Carlos Mentasti tomó la dirección del Provincial

Carlos Mentasti con Gerard Depardieu
Carlos Mentasti con Gerard Depardieu Crédito: Facebook
El productor comenzó su gestión en el mítico teatro
Carlos Pacheco
(0)
28 de agosto de 2019  

"Tengo un borbollón de ideas desordenadas", dice el empresario cinematográfico y teatral Carlos Mentasti cuando intenta explicar lo que le sucede después de aceptar dirigir el Teatro Provincial de Mar del Plata. La decisión es muy reciente. Hace pocos días, el propietario de la sala, Florencio Aldrey Iglesias, le propuso la tarea y Mentasti aceptó luego de pensar la oferta y sabiendo que por un breve tiempo debería retrasar el comienzo de un proyecto cinematográfico.

"Esta propuesta fue muy sorpresiva y me llena de orgullo -aclara-. Con Florencio habíamos hablado alguna vez del tema. Este año hicimos una muy buena temporada con Un enemigo del pueblo y hace un mes me hizo el ofrecimiento formal. Le pedí que me dejara pensarlo. Yo soy un hombre 70% cine y 30% teatro. Finalmente, acepté".

Ambos mantienen una relación de amistad desde hace muchos años. Carlos cuenta que siendo muy joven su papá, Ángel, cuando viajaban a Mar del Plata en verano, solía llevarlo al bar del Hotel Hermitage, donde no solo se encontraba con Iglesias, sino también con figuras como Juan Carlos Calabró, Susana Giménez y Emilio Disi. "Yo era un mocoso y me gustaba espiar esas reuniones", confiesa el empresario.

Dentro del 30% de actividad teatral que ha desarrollado figuran experiencias como Humores que matan, Más de cien mentiras, Brigada Cola y, la última, Un enemigo del pueblo. Tomó la producción de ese proyecto cuando terminó su temporada en el Teatro Regio, bajo la producción del Complejo Teatral de Buenos Aires. Comenzó haciendo una pequeña gira por Rosario y Córdoba. "Cuando decidí llevarlo a Mar del Plata -comenta-, me decían que estaba loco. Y sin embargo funcionó muy bien. Las grandes obras funcionan en todos lados. Y en breve retomaremos la gira. Vamos a hacer La Plata, San Luis, Mendoza y el interior de Córdoba. El público termina de pie, ovacionando a los actores. Eso me da mucha fuerza. Es muy importante, en este momento, darle a la gente reflexión y permitirle la emoción. Esta es una apuesta que yo hago no solo en el teatro, sino también en el cine".

A Carlos Mentasti le gusta afirmar que sus producciones cinematográficas las hace con los ojos de la gente; ahí encuentra tanto la ternura como la risa. "El teatro me emociona día a día -explica-. Los actores repiten la función y a veces siento que esa noche la hicieron para mí, porque me conmueve profundamente la recepción del público. Me emociona el público cuando se identifica con un producto. Voy por la 68» película y aún mantengo esa misma expectativa".

Tomar la dirección del Provincial en tiempos de crisis económica no es algo que parecería preocupar al empresario. "En todos los gobiernos hemos atravesado una crisis -afirma-. Me amarga que a la gente le cueste ir al cine, al teatro. Si el país te derrumba y te dejás derrumbar, el país te aplasta. Quisiera un país más estable, más justo. Me siento obligado y acostumbrado a arriesgar mucho".

Mentasti aún no se anima a dar a conocer ciertos lineamientos que desarrollará en las tres salas que forman parte del Provincial. "Estoy alborotado -dice-. Tengo el defecto y la virtud de ser ansioso. Quisiera mantener un estilo definido en cada espacio. Me gustaría darle mucha calidad al proyecto". También está interesado en integrar a la gente de teatro de Mar del Plata a las diversas propuestas que ponga en marcha. "La ciudad ha cambiado mucho. Antes se trabajaba dos o tres meses, ahora hay posibilidades todo el año. Mar del Plata posee un sector cultural muy importante al que le debemos dar espacio y respuestas", concluye.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.