Suscriptor digital

Adriana Barraza: la mexicana más argentina del cine

Nominada al Oscar por Babel, la intérprete habla de su vida en Buenos Aires y de su papel en Arrástrame al infierno, el film de terror que se estrenará este jueves
Marcelo Stiletano
(0)
10 de agosto de 2009  

Hay una actriz mexicana que llegó a las puertas del Oscar y hoy recibe aplausos y reconocimientos en gran parte del mundo, y que se mueve todos los días por las calles de Palermo como una vecina más.

"Uno ya sabe cómo se llama el señor del quiosco. La señora de la esquina no me conoce, pero igual me saluda. Platico con todos; es algo muy gratificante y que ya se ha perdido, por ejemplo, en Ciudad de México. Esta ciudad es hermosa y yo vivo aquí por decisión." Lo dice Adriana Barraza, la misma que tres años atrás se ganó una nominación al premio más importante de Hollywood por aquella intensa y conmovedora personificación de una baby sitter mexicana que cruza la frontera con los dos hijos del matrimonio norteamericano para el que trabaja y los pierde literalmente en el camino.

"Babel me ha cambiado la vida. Tanto que antes de la nominación yo no vivía de ser actriz y después de ella puedo dedicarme exclusivamente a la actuación", dice Barraza a La Nacion, dos años después haber decidido establecerse en forma permanente entre nosotros.

"Antes residía en Miami –explica–, más que nada por una necesidad de mi trabajo en la cadena Telemundo. Cuando terminó ese compromiso, decidí quedarme en Buenos Aires. Mi esposo es argentino y mi hija, que también es mexicana, se casó con un actor compatriota de ustedes: Maximiliano Ghione. Paso mucho tiempo en los aviones, porque afortunadamente no he dejado de recibir ofertas de trabajo en Estados Unidos, pero trato de estar la mayor cantidad posible de tiempo aquí, con todos los míos."

El trailer de Babel

De todos los compromisos actorales recientes de Barraza en Hollywood, hay uno que llegará el jueves a los cines locales, presentado por UIP. Se trata de Arrástrame al infierno, el regreso de Sam Raimi a sus orígenes, como celebrado realizador de films de terror considerados de culto, luego de haberse dedicado a tiempo completo, durante los últimos años, a las tres películas del Hombre Araña, personaje que retomará en una cuarta aventura, prevista para 2011.

En Arrástrame al infierno, Barraza encarna a una médium de origen latino, que trata de ayudar a una joven aspirante a ejecutiva de un banco (Alison Lohman) a sacarse de encima la terrible maldición que una gitana había hecho caer sobre ella, tras negarle ayuda para la renovación de un préstamo.

Buena parte de la intervención de Barraza en este film transcurre en español, idioma que Raimi desconoce por completo, pero que en sus oídos sonó "dulce y misterioso", según confesó la actriz.

A pedido de Raimi, Barraza grabó en su casa de Buenos Aires un demo, con la ayuda de su esposo y de Raúl Rodríguez Peila, el director de Papá por un día y futuro realizador de la película en la que Barraza será Azucena Villaflor (ver recuadro).

Director elegante sport

"Raimi me conocía por Babel, pero me pedía ese demo. Cuando dio su conformidad y me sumé al proyecto, conocí a una persona deliciosa y educada. ¿Usted ha visto alguna vez a un director que vaya todos los días al set a trabajar en traje y corbata? Pues Raimi lo hace. Nunca en mi vida he trabajado con alguien tan abierto a escuchar sugerencias. Me ha dejado improvisar mucho. Tiene todo clarísimo desde principio a fin y sobre todo quería que entendiéramos cómo iban a ser los efectos visuales. Casi todos se hicieron sin computadoras ni ayudas digitales, sino con hilitos y arneses. Una maravilla", relata Barraza.

Durante muchos años, la actriz se desempeñó como preparadora de acento neutro y maestra de actuación. En la Argentina dio clases a más de mil actores, desde Hugo Arana, Rodolfo Ranni y Lucrecia Capello hasta Carla Peterson, Agustina Cherri y Diego Olivera. "Ya no me ocupo tanto de eso –agrega–. Además, sufrí dos infartos y tengo que dosificar el trabajo. Igualmente no me han faltado ofertas y hay tres películas mías hechas en Estados Unidos e Inglaterra esperando estrenarse. Prefiero guardar un buen tiempo para estar junto a mi familia y dedicar el resto a este regalo maravilloso de Dios: poder vivir de la actuación."

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?