Adriana Salonia: subrayo los libros

Un espacio experimental en busca de la entrevista soñada: el invitado se interroga y se fotografía
Laura Lunardelli
(0)
4 de abril de 2014  

De buena gana, Adriana Salonia se dispone a autoentrevistarse y autofotografiarse. Pero, en lugar de dar vueltas buscando respuestas adecuadas frente a su propio cuestionario, la actriz responde con citas de sus autores preferidos, que previsoramente fue marcando en libros que atesora.

—Hay muchos actores que escriben. ¿A vos te gusta escribir?

—Sí, y hasta me atreví a tomar un seminario con Mauricio Kartún para coquetear con la dramaturgia. Pero cuando leo lo que otros hacen con tanto talento, siempre pienso: si pudiera escribir bien, así expresaría esto que siento. Y lo subrayo.

—¿Escribís en los libros?

—Sí, escribo y subrayo los libros. Y también me gusta prestarlos a amigos para compartir en el silencio de su lectura eso que subrayé.

—¿Por qué los subrayás?

—Supongo que con la esperanza de encontrar una respuesta inteligente a mano, si algún día la necesito. "Porque las palabras vuelven, todo vuelve, las cosas y las palabras avanzan en círculo, y luego se vuelven a encontrar, se tocan y cierran algo", escribió Sándor Márai.

—¿Qué hacés todo el día?

—Me soporto, como dijo Emil Cioran. Este escritor me gustaba mucho a mis 20 años. Lo recomiendo.

—¿Qué pensás de la soledad?

—"El secreto y el regalo mayores de la vida es cuando se encuentran dos personas semejantes. Esto ocurre raras veces, como si la naturaleza impidiese tal armonía mediante todas sus fuerzas y tretas, quizá porque para la creación del mundo y la renovación de la vida es necesaria la tensión que se forma entre las personas que no cesan de buscarse, pero que tienen intenciones contrarias y distintos ritmos vitales", escribió Sándor Mári en El último encuentro. Estoy sola porque elegí vivir sola, porque no soporto vivir en pareja. No tolero que nadie me imponga su manera de vivir. "El matrimonio mata la aventura, instala la certeza. Es un anticipo de la muerte", dicen en Cuestión de principios, de Roberto Cossa. Por eso me he convertido en una gran individualista.

—¿Qué te gusta de la actuación?

—"Que no hay que pintar la vida tal como es ni como debería ser, hay que pintarla tal como aparece en nuestros sueños", escribió Anton Chejov. También lo que dijo David Mamet: "Las buenas formas están muy bien en su lugar, pero su lugar no es el teatro. Nuestro trabajo es mostrar, tanto en la comedia como en la tragedia, la locura que nos rodea".

—¿Qué opinás de las críticas?

—"No hay nada que pueda solucionarse en el hecho de autocastigarse u odiarse. Las mentes mediocres deben tener ideas mediocres de lo que constituye la grandeza. Considerar siempre la fuente", escribió Mamet en Verdadero y falso. "Pinta como quieras y muere feliz", sintetizó Henry Miller.

—¿El arte salva?

—"Es difícil enterarse de las noticias por la poesía; sin embargo, los hombres mueren desdichadamente todos los días por falta de lo que allí se encuentra", dijo el poeta William Carlos Williams.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.