Mujer en guerra: ambicioso drama islandés

Trailer de Mujer en guerra

01:48
Video
Javier Porta Fouz
(0)
26 de septiembre de 2019  

Mujer en guerra

Nuestra opinión: buena

(Woman at War, Islandia-Francia/2018). Dirección: Benedikt Erlingsson. Guion: Benedikt Erlingsson, Ólafur Egill Egilsson. Fotografía: Bergsteinn Björgúlfsson. Edición: David Alexander Corno. Música: Davíð Þór Jónsson. Elenco: Halldóra Geirharðsdóttir, Jóhann Sigurðarson. Duración: 101 minutos. Calificación: apta para mayores de 13 años

La ópera prima del islandés Erlingsson, De caballos y de hombres, también fue estrenada en la Argentina. A pesar de demasiadas dificultades, la distribución independiente sigue viva y ahora podemos ver la segunda película de este director, que plantea sus narraciones con ambición, recursos diversos y no pocos riesgos.

Mujer en guerra nos presenta a Halla, convencida de cometer atentados energéticos en aras de la ecología. Pero Halla es mucho más que sus convicciones (o fanatismos): dirige un coro, hace ejercicio, quiere adoptar una niña. Y la película es mucho más que un relato adocenado. La música parece serlo al principio, pero su puesta en escena no lo es, y ya no lo será. La narración muta, abandona con frecuencia probables ataduras realistas, y nunca queda presa de la solemnidad; Erlingsson prefiere incluso una breve y disonante comicidad "latina" que quizá funcione como tal en Islandia.

En una de sus dimensiones, esta es una película de aventuras, de supervivencia, con una protagonista que potencia el relato con su plasticidad y tensión físicas, y con su duplicidad en pantalla. La idea de la gemela quizá sea otro agregado no muy sutil, pero es también otra evidencia de que estamos ante un director que reniega del hoy ya dañino "menos es más". Para Erlingsson, más es más, y así prueba caminos que a veces son desvíos, pero mayormente seduce con apuestas eficaces y en ocasiones contundentes y vitales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.