Buen debut del cine argentino en Cannes

(0)
16 de mayo de 2003  

"La cruz del sur", segundo largometraje del director argentino Pablo Reyero, tuvo ayer su premiére mundial en la sala Claude Debussy dentro del prestigioso marco de la sección oficial Un certain régard (Una cierta mirada) del 56° Festival de Cannes.

La presentación del film se inscribe dentro del gran interés que existe en Cannes por el nuevo cine argentino. En su suplemento especial dedicado al festival, Jean-Michel Frodon, principal crítico del diario francés Le Monde, escribió un extenso y elogioso artículo titulado "El manifiesto de la nouvelle vague argentina", que aparece acompañado por entrevistas a Reyero y a Alejandro Chomski (que también compite en Un certain régard con "Hoy y mañana"), mientras que otro influyente medio como Libération publicó ayer una larga nota sobre el director de "La cruz del sur", titulada "La Argentina y sus fantasmas".

Reyero, realizador del elogiado documental "Dársena Sur", presentó personalmente su nuevo film acompañado por dos de sus actores (Letizia Lestido y Humberto Tortonese) y el productor Javier Del Pino ante una sala colmada. "La cruz del sur"describe las últimas horas en la vida de tres personajes marginales (Lestido, Tortonese y Luciano Suardi) que están sometidos a situaciones extremas e intentan escapar de un destino inevitablemente trágico. Se trata de una apuesta por el cruce de géneros, ya que la historia combina elementos del policial negro, el melodrama y la road-movie, que son recorridos de forma transversal por una mirada sin concesiones al crítico contexto social.

El cineasta, que llegó a la ficción luego de una larga trayectoria en el periodismo gráfico, en la investigación y la dirección televisiva (trabajó con el recordado Fabián Polosecki, con Magdalena Ruiz Guiñazú y en "Punto Doc"), en la realización documental (además de "Dársena Sur" filmó "Vivir", sobre la problemática del sida), y en la industria como asistente en numerosos rodajes, aseguró que "siempre quise contar historias por lo que este salto a la ficción me resultó muy natural, más allá de que me haya demandado tantos años de esfuerzos".

Historia asfixiante

Cuando hace cinco años comenzó a escribir el guión de "La cruz del sur" -que luego ganaría concursos en la Argentina y en Europa- decidió ambientar la acción en paisajes muy poco turísticos de la Costa Atlántica. Reyero, de 37 años, nació y vivió buena parte de su infancia en Villa Gesell por lo que conoce la contracara de la temporada alta. "Mi película tenía que transcurrir en invierno y en lugares inhóspitos porque se trata de una historia dura y asfixiante, que tiene que ver con la pauperización de buena parte de nuestra sociedad. Sin embargo, su violencia es contenida, casi no hay diálogos, y por eso la sensación que deja es bastante angustiante."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.