Cuando las lágrimas se transforman en sonrisas

Marcelo Stiletano
(0)
28 de junio de 2014  

Sonríen los distribuidores de Bajo la misma estrella y también sonríen los cines que anteayer, en el día de su estreno comercial, se llenaron de adolescentes y jóvenes ansiosos por ver cómo el cine cuenta una de las historias de amor más leídas y comentadas de los últimos tiempos. Si se mantienen los notables números insinuados este jueves, Bajo la misma estrella será por algún tiempo (al menos hasta la llegada del tanque Transformers 4)la gran protagonista de la cartelera local, la película que todos querrán ver y de la que todos hablarán.

Ya lo había anticipado Natalia Trzenko en estas páginas. Hay que guardar el pochoclo y preparar los pañuelos para dejarse llevar por un drama romántico que jamás esquiva la tristeza y coloca al amor como único consuelo reparador frente a la irreversibilidad de un cáncer. Podíamos imaginar que una película inspirada en el exitosísimo best seller de John Green ratificaría aquí el poder de convocatoria alcanzado en Estados Unidos, donde superó los 100 millones de dólares de recaudación. Pero pocos auguraron lo ocurrido anteayer: con sus 28.814 tickets vendidos en esa jornada, Bajo la misma estrella fue por amplio margen la película más vista en la Argentina y llevó más público que Maléfica y Cómo entrenar a tu dragón 2 juntas. Segunda y tercera, las películas animadas que lideraron hasta ayer la taquilla local tuvieron 9394 y 8734 espectadores, respectivamente.

Todo indica que ese reinado seguirá durante un fin de semana en el no hay condicionamientos mundialistas para armar una salida al cine. Todos querrán ver la película de la que más se habla, que Variety acaba de incluir en su primera lista de 40 títulos con algún potencial en la carrera hacia el Oscar 2014.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.