John Lasseter, el creador de Toy Story, se aleja de Disney por comportamientos inapropiados contra las mujeres

El jefe creativo de Pixar y Walt Disney Animation Studios dimitió tras reconocer que tuvo comportamientos impropios con varias de sus empleadas y subordinadas
El jefe creativo de Pixar y Walt Disney Animation Studios dimitió tras reconocer que tuvo comportamientos impropios con varias de sus empleadas y subordinadas Fuente: Reuters
(0)
8 de junio de 2018  • 22:37

Ya es oficial. John Lasseter dejará su puesto en Disney y con ese alejamiento terminará virtualmente la carrera en la industria cinematográfica de la figura más influyente del cine de animación de alta escala en los últimos 20 años.

El comunicado formal de la compañía del ratón Mickey, difundido en las últimas horas de este viernes, precisa que hasta el 31 de diciembre quien fuera el responsable creativo máximo de Disney y Pixar después de ocupar el lugar de mayor poder en la innovadora compañía que revolucionó el cine de animación se desempeñará como "consultor" sin demasiadas especificaciones y el primer día de 2019 ya no pertenecerá a Disney. Tan escueto fue el anuncio que no se indicaron las razones de semejante decisión.

Lo que se sabía hasta ahora es que estaba a punto de terminar el medio año "sabático" que Lasseter decidió tomarse por propia voluntad desde el 21 de noviembre pasado, cuando reconoció que había tenido comportamientos impropios con varias de sus empleadas y subordinadas, entre los cuales se destacaron caricias en las piernas, besos en los labios y abrazos que fueron considerados lascivos. También se lo señaló como responsable de un caso de acoso hacia una empleada suya durante una fiesta post Oscar en 2010.

"John reinventó el negocio de la animación tomando riesgos y apostando a historias que quedarán para siempre entre nosotros", dijo el CEO de Disney Bob Iger en una declaración que sonó definitivamente a despedida. En la misma dirección, Lasseter dio a conocer sus propias palabras: "Estos últimos seis meses me sirvieron para reflexionar sobre mi vida, mi carrera y mis prioridades personales. Este fin de año decidí que es el momento adecuado para apuntar a nuevos desafíos creativos", declaró el hombre al que Variety calificó en las últimas horas como la figura de la animación más influyente en Hollywood detrás de Walt Disney.

No le faltan motivos. Después de llevar a la cumbre de la novedad creativa y de la fusión virtuosa entre talento digital y narrativo en Pixar, un pequeño estudio instalado en los suburbios de San Francisco, se transformó luego de la adquisición de esa usina creativa por parte de Disney en 2006 (se pagaron 7400 millones de dólares en acciones por la incorporación) en el motor de un renacimiento creativo de los proyectos animados de la marca Disney. Pasó de dirigir las dos primeras Toy Story, verdadero buque insignia de Pixar, a promover proyectos tan exitosos como Moana y Frozen.

También logró desde su puesto instalar en el primer plano de Pixar y convertir en película un ansiado proyecto personal como Cars, surgido de sus propias experiencias autobiográficas, ya que su padre era vendedor de repuestos de General Motors en los suburbios de Los Angeles. Ahora se espera que muy pronto sea anunciado su reemplazante. Los nombres que suenan más fuerte son los de Pete Docter, el director de Intensa-mente, y la productora Jennifer Lee. La otra incógnita fuerte pasa por saber cuál será el perfil de Toy Story 4, que Lasseter iba a llevar delante de manera personal hasta que estalló todo el conflicto ligado al comportamiento indebido contra las mujeres.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.