Los chicos primero: pantalla infantil en alza

Más de una docena de películas argentinas destinadas a los más pequeños, en preparación
(0)
14 de julio de 2011  

El cine argentino dirigido al público infantil está en franco crecimiento. Los niños son los destinatarios de más de una docena de películas de factura nacional (ver recuadro). Y en varias de ellas, además, son los héroes que impulsan las aventuras narrativas de una producción, a su vez, mayoritariamente integrada por largos de animación.

En la generosa oferta de producciones, hay también quienes apuestan a la combinación de animación y acción viva, o directamente a esta última, como en el musical infantil Hermanitos del fin del mundo (ver recuadro), que hoy sale a la conquista de la platea infantil. Una semana después –el 21– estará en las salas Las aventuras de Nahuel, realización de Alejandro Malowicki, quien conjuga títeres y dibujos animados en 2D, para narrar las andanzas del pequeño protagonista del título, cuya imaginación lo transporta –junto a un inseparable gato– al mundo de las leyendas de diferentes culturas aborígenes. Ambas películas serán las únicas argentinas presentes este año en la cartelera de vacaciones de invierno, mientras que en el mismo período de 2010, el único crédito local fue Cuentos de la selva, animación de Norman Ruiz y Liliana Romero, inspirada en la obra de Horacio Quiroga (totalizó 17.128 espectadores, según cifras del Incaa, que la ubica entre las películas nacionales más taquilleras estrenadas en 2010, donde además figura Plumíferos, con 54. 260 espectadores, y Gaturro, trasposición al cine del personaje creado por Nik, que llevó 412.987 espectadores a las salas del país).

A juzgar por la cantidad de propuestas en danza relevadas por La Nacion, la factoría de cine argentino para chicos hoy atraviesa un buen momento. Panorama que también refleja un reciente informe del Observatorio APCI del Audiovisual para la Infancia y la Adolescencia, cuyo documento consigna que actualmente hay "alrededor de 16 largometrajes dirigidos al público infantil en distintas fases de producción", situación que describe como "un extraordinario y beneficioso cambio, fundamental en el escenario de la producción nacional de películas dirigidas al público infantil".

Con el 3D ya instalado en el circuito de exhibición, la producción argentina para niños y no tan niños se va subiendo cada vez más a este universo. Prueba de ello es la decena de títulos en distintas fases de realización, desde Metegol, debut de Juan José Campanella en la animación (ver recuadro) hasta un sueño añorado por muchos –y no tan pibes–, El regreso del capitán Piluso, proyecto desarrollado por dos de los hijos del recordado Alberto Olmedo, Marcelo y Mariano.

Otro personaje con miles de fieles seguidores va metiéndose por estos días en el celuloide, con miras a estrenar película propia durante el verano próximo. Piñón Fijo y la magia de la música ya completó su parte de rodaje con el popular payaso cordobés. "Ahora estamos en el proceso de animación, que llevará varios meses", cuenta Francisco D’Intino, correalizador con Luciano Croatto de esta aventura en la que Piñón Fijo convive con animales autóctonos diseñados en animación 3D.

Por el camino del 3D también van tomando cuerpo Selkirk, el verdadero Robinson Crusoe, de Walter Tournier ("Está realizada la animación; ahora trabajamos en la edición final, armado de bandas de sonido y música; calculamos que la película estará terminada en diciembre, para estrenarla en 2012", dice Pablo Rovito, coproductor por Argentina del film, también impulsado por Chile y Uruguay); La máquina que hace estrellas, dirigida por Esteban Echeverría, con un niño extraterrestre como protagonista; El diente de la princesa, con dirección de Davis Bisbano, y El último mago, de Diego Rodríguez, aventura basada en un libro de Elsa Bornemann.

El mix de personajes de carne y hueso y animación es otra de las variantes que desarrollan dos producciones dirigidas al segmento ATP: El país de las manzanas, realización de Iván Abello que narra distintas leyendas de Neuquén, y Cara sucia, con la magia de la naturaleza, del misionero Gastón Gularte, quien filmó en su tierra natal las peripecias vividas por un grupo de chicos que transformados en dibujos animados salen en defensa del medio ambiente. Argentina, Suiza y España coproducen este film, con estreno estimado para la Navidad de 2012, y elenco integrado por Laura Novoa, Gustavo Garzón y actores misioneros.

Con hitos de taquilla en su haber como Manuelita y Patoruzito (que superaron ampliamente los 2 millones de espectadores), o las también muy convocantes Pérez, el ratoncito de tus sueños; El ratón Pérez 2; Chiquititas, rincón de luz; 100% lucha, el amo de los clones; Boogie, la película, y la más reciente Gaturro, el cine argentino para niños y adolescentes llega a este presente de abundante producción, con la animación como estandarte. Una vez estrenados los films, el público dará su veredicto en términos de taquilla. Pero ésa es otra historia.

PARA ESPERAR Y AGENDAR

Largometrajes en producción, que hoy conforman el mapa de propuestas para chicos:

  • Hermanitos del fin del mundo, de Julio Midú.
  • Las aventuras de Nahuel, de Alejandro Malowicki; animación 2D.
  • Metegol, de Juan José Campanella; animación 3D.
  • Piñón Fijo y la magia de la música, de Francisco D’Intino y Luciano Croatto; personajes de carne y hueso y animación.
  • Bonsai zoo, de Hernán Vieytes; animación 3D.
  • Caídos del mapa, de Nicolás Silbert y Leandro Mark.
  • La máquina que hace estrellas, de Esteban Echeverría; animación 3D.
  • El último mago, de Diego Rodríguez; animación 3D.
  • Oruguitas, de Diego Musiak; animación 3D.
  • El país de las manzanas, de Iván Abello; personajes reales y animación 2D.
  • El diente de la princesa, de Davis Bisbano; animación 3D.
  • Selkirk, el verdadero Robinson Crusoe, de Walter Tournier; animación en técnica stop motion con fondos 3D.
  • Cara sucia, con la magia de la naturaleza, de Gastón Gularte; personajes reales y animación.
  • Capitán Piluso; por Marcelo y Mariano Olmedo; animación 3D.
  • Anida y el circo flotante, de Liliana Romero; animación en 2D y 3D.
  • CAMPANELLA AHORA SE DEDICA AL METEGOL

    Después de retratar distintos amores, desencantos y encuentros de adultos, y ya con el Oscar ganado por El secreto de sus ojos, Juan José Campanella enfoca su cámara en el universo de un niño, Amadeo, el protagonista de Metegol, animación en 3D que coproducen el propio Campanella (con su productora 100 Bares), y Plural-Jempsa, por parte española. "Es la historia de un chico que junto con su equipo de metegol, trata de recuperar su pueblo, comprado por un crack del fútbol internacional", cuenta Campanella, hoy repartido entre la realización de su película y la serie El hombre de tu vida, que arranca el domingo, por Telefé. Pablo Rago, David Masajnik, Horacio Fontova, Fabián Gianola, Miguel Angel Rodríguez, Diego Ramos y Coco Sily prestan sus voces a los personajes de Metegol, actualmente en etapa de animación ("que se prolongará por un año más", estima Campanella). "En el equipo trabajan ahora unas ciento veinte personas, entre Argentina y España. Es un equipo verdaderamente internacional –animadores argentinos, españoles, estadounidenses–. Hasta tenemos gente que trabajó en Avatar. Así que tenemos lo mejor del mundo", cuenta el director.

    TOPA Y MUNI, DE LA TV A LA PANTALLA GRANDE

    En su salto a la pantalla grande, Topa y Muni, figuras de Disney Junior, encabezan el musical infantil Hermanitos del fin del mundo, una aventura matizada con pegadizas canciones y ambientada en los inigualables paisajes de Ushuaia.

    Un famoso grupo de música llamado La Pandilla de Sol se une a los protagonistas de esta ficción para salvar del desalojo a los niños del Hogar del Fin del Mundo. Desde luego, hay también una ultramalvada en esta historia, y la compone Norma Pons. Mientras que en otros personajes, aparecen Gabriel Corrado, Fabio Aste, Mimí Ardú, Elizabeth Killian, Tony Amallo y Oscar Alegre.

    Al frente de la comedia musical, en calidad de director y coguionista, está Julio Midú, quien tras casi dos décadas en la realización de producciones independientes comunitarias salta a las ligas mayores del cine nacional junto con su socio Fabio Junco, con quien creó el denominado "Cine con Vecinos", con base en la ciudad bonaerense de Saladillo. Precisamente allí, con participación de lugareños, se rodaron algunas escenas de interiores de Hermanitos del fin del mundo, coproducida por la dupla saladillense y Argentina Sono Film, y distribuida por Buena Vista Internacional.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.