Maze Runner, la cura mortal: digno cierre para una distopía

Maze Runner: la cura mortal
Maze Runner: la cura mortal
Diego Batlle
(0)
25 de enero de 2018  

Maze Runner: la cura mortal (Maze Runner: The Death Cure, EE. Uu./2018) / Dirección: Wes Ball / Guion: T.S. Nowlin, basado en la novela de James Dashner / Fotografía: Gyula Pados / Edición: Paul Harb y Dan Zimmerman / Elenco: Dylan O'Brien, Thomas Brodie-Sangster, Kaya Scodelario / Duración: 142 minutos / Calificación: Apta para mayores de 13 años con reservas / Nuestra opinión: buena

Trailer de Maze Runner: La cura mortal

02:38
Video

Esta saga distópica basada en las novelas de James Dashner fue vista por muchos como una "hermana menor" de Los juegos del hambre. Tras el aceptable inicio en 2014 con Correr o morir y la decepcionante segunda entrega ( Prueba de fuego), llega este cierre de la trilogía adolescente que, como suele ocurrir en Hollywood, apuesta por un mayor despliegue de recursos de producción, de efectos visuales y de peripecias.

El resultado -sin dar lugar a entusiasmos desmedidos- es bastante eficaz, sobre todo para los fans que esperan ver cómo se resuelven en pantalla los enigmas y conflictos desarrollados en las dos primeras entregas. Es lo más parecido a esperar el episodio de cierre de una serie que uno ha seguido y se despide para siempre.

Wes Ball (director de las tres entregas) narra con buen pulso la misión final de Thomas (Dylan O'Brien) y sus amigos para rescatar a Minho (Ki Hong Lee) de las garras del cruel Janson (Aidan Gillen, de lo peor de la saga). Los otros aspectos tienen que ver con el antídoto para un amenazante virus y, claro, con la suerte de Teresa (Kaya Scodelario), que ha terminado trabajando para una científica siniestra (Patricia Clarkson).

¿Volverá el amor con Thomas y habrá redención? Quienes no hayan leído el libro tendrán que esperar hasta la larga y épica conclusión en Last City para averiguarlo. La película tiene un poco de todo, desde el ataque a un tren hasta situaciones que remiten a Rápidos y furiosos y The Walking Dead y, claro, a su apuntada "mentora", Los juegos del hambre. Un reciclaje que, esta vez, funciona con dignidad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.