Netflix: En El rey, intrigas palaciegas, épicas batallas y el carisma de Timothée Chalamet

Timothée Chalamet en El rey, la nueva película original de Netflix, inspirada en la tragedia Enrique V de Shakespeare
Timothée Chalamet en El rey, la nueva película original de Netflix, inspirada en la tragedia Enrique V de Shakespeare Crédito: Netflix
Diego Batlle
(0)
1 de noviembre de 2019  • 15:59

El rey (The King, Reino Unido-Estados Unidos-Australia-Hungría/2019). Dirección: David Michôd Guion: Joel Edgerton y David Michôd. Fotografía: Adam Arkapaw Edición: Peter Sciberras. Música: Nicholas Britell. Elenco: Timothée Chalamet, Joel Edgerton, Robert Pattinson, Lily-Rose Depp, Thomasin McKenzie, Ben Mendelsohn, Sean Harris, Andrew Havill, Dean-Charles Chapman, Tom Glynn-Carney y Tara Fitzgerald. Duración: 140 minutos Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: buena

Tras filmar Reino animal, El cazador y War Machine, el guionista y director australiano David Michôd rodó para Netflix esta película muy libremente inspirada en las tragedias de William Shakespeare. Con Brad Pitt en la producción, un generoso presupuesto y un amplio elenco que combina jóvenes y veteranas figuras, esta épica pendula entre intrigas palaciegas, y batallas a-la-Corazón valiente para reconstruir el ascenso al trono de Enrique V ( Timothée Chalamet) y su lucha por conseguir territorios en poder del rey Carlos VI de Francia (finalmente se terminaría uniendo a la dinastía de los Valois casándose con la jovencísima Catalina que en el film es interpretada por Lily-Rose Depp, la hija de Johnny Depp y Vanessa Paradis).

Trailer de El Rey - Fuente: YouTube

01:39
Video

La película describe en un principio la pésima relación entre el protagonista (un muchacho rebelde más afecto al alcohol, las mujeres y las drogas que a las obligaciones y responsabilidades de la realeza) y su padre Enrique IV ( Ben Mendelsohn). Tal es así que, poco antes de morir, el por entonces monarca decide que será su hijo menor y no el heredero directo quien ocupará el trono. Sin embargo, como su hermano es asesinado en Gales, finalmente él asumirá el cargo y demostrará que es capaz de ocuparse tanto de cuestiones propias de un estadista como de encabezar las campañas bélicas (Chalamet luce de lo más solvente en escenas de batalla cuerpo a cuerpo que exigen una fuerte entrega física).

Más allá de las inevitables lecturas desde la actualidad que permiten más de un paralelismo entre aquel inicio del siglo XV y la situación contemporánea (la ambición, la manipulación, la corrupción), El rey es, en esencia, una narración clásica construida con un profesionalismo y una solvencia que permiten disfrutar del relato durante buena parte de sus más de dos horas de duración. Quizás el aspecto más controvertido sea el personaje de Robert Pattinson, como el "delfín" francés, un psicópata que parece salido de otra película (encajaría más en la reciente Guasón que en El rey). Aquí, él -que es londinense- aparece hablando un inglés con acento francés, mientras Chalamet -que tiene la doble nacionalidad estadounidense y francesa- practicó al detalle una pronunciación digna del inglés de seis siglos atrás. Su actuación es lo mejor de un film con bastante más logros que tropiezos, y un paso más de un actor que, con apenas 23 años, va camino de convertirse en una de las principales estrellas de su generación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.