Para atrapar a la ladrona

Angelina Jolie y Johnny Depp protagonizan este sofisticado thriller ambientado en Venecia
Fernando López
(0)
19 de enero de 2011  

Si el éxito de un film dependiera sólo del peso de los nombres, podría decirse que El turista ( The Tourist ), que Columbia dará a conocer mañana, lo tiene casi garantizado. A la cotizadísima pareja Angelina Jolie-Johnny Depp, dos estrellas en el tope de su fama, hay que sumar al director alemán Florian Henckel von Donnersmarck, a quien le bastó un solo largometraje -su ópera prima La vida de los otros - para ganar prestigio internacional y unos cuantos premios, entre ellos el Oscar a la mejor película extranjera de 2006. Y también la curiosidad que puede despertar su ingreso en un género bien distinto: la comedia policial. Pero aún hay más: la elegancia y la espectacularidad de los escenarios -Venecia y, en menor medida, París-, por ejemplo. O el sofisticado vestuario -obra de la premiada Colleen Atwood- que luce, del principio al fin, la misteriosa dama que encarna Jolie y que, por supuesto, seduce al turista animado por Depp.

La dama aparece

De misterio se trata. Y también de expertos en lavado de dinero, mafiosos violentos, investigadores encubiertos, operadores financieros que a veces se quedan con el dinero de sus clientes y desaparecen como por arte de magia y damnificados tan interesados en atraparlo como los gobiernos y las policías de media Europa, todo en una clave que aspira a parecerse más a La pantera rosa que a los clásicos de Hitchcock. La presencia del ex 007 Timothy Dalton en el elenco dice algo al respecto. Como se ve, un brusco cambio para Donnersmarck: del film de autor al franco entretenimiento.

Pero el realizador nacido en Colonia hace 37 años lo ve de otro modo: "No hay grandes diferencias -ha dicho-; los momentos de juego puro con los actores son más o menos similares, no importa si uno trabaja en Hollywood, en Venecia o en Berlín o si los intérpretes son estrellas internacionales o figuras escasamente conocidas fuera de Alemania. La gran diferencia está en los objetivos. En La vida de los otros mi intención era condensar en dos horas la densidad emocional y la caracterización compleja de un personaje que podría encontrarse, por ejemplo, en una novela de Balzac; en El turista lo que busqué está más próximo a la sofisticación y el glamour de una revista de modas".

Y Angelina -"puro glamour y femineidad aun cuando acaba de despertarse por la mañana", según opina el cineasta- es Elise Ward, el personaje que pone en marcha la historia: una mujer enigmática y sensual que pasea su figura de modelo por las calles de París sin darse por enterada del cortejo que la observa a prudente distancia. Claro que no se trata de admiradores: son los que, uniformados o no, no le pierden pisada con la esperanza de que en algún momento los conduzca al ladrón de guante blanco que se ha esfumado después de alzarse con una fortuna de origen incierto que debía blanquear. Tarde o temprano, se presume, la dama, enamorada del fugitivo, tendrá que encontrarse con él. Depp, un turista a quien conoce en el tren a Venecia, le servirá de pantalla.

El film, cuyo elenco incluye también a Paul Bettany, Steven Berkoff, Rufus Sewell, Alessio Boni y Raoul Bova, es la remake de El secreto de Anthony Zimmer, film francés que en 2005 dirigió Jérôme Salle, con Yvan Attal y Sophie Marceau.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.