Premios Oscar 2019: la ceremonia no tendrá anfitrión y los discursos serán cronometrados

Tras los bajos resultados de rating obtenidos en 2018, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood y la cadena ABC buscan acortar la transmisión a tres horas
Tras los bajos resultados de rating obtenidos en 2018, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood y la cadena ABC buscan acortar la transmisión a tres horas Fuente: Archivo
Marcelo Stiletano
(0)
5 de febrero de 2019  • 18:51

La Academia de Hollywood todavía no lo confirmó oficialmente, pero ya es un hecho definitivo que la ceremonia número 91 de la historia del Oscar no tendrá conductor. Así lo hizo saber la presidenta de la cadena ABC, Karey Burke, en una inesperada conversación con los medios durante el encuentro anual de invierno de la asociación de críticos de TV de Estados Unidos (Television Critics Association, TCA).

"Los productores tomaron la sabia decisión de no contar este año con un maestro de ceremonias", dijo Burke, máxima autoridad de la cadena que transmite ininterrumpidamente la ceremonia del Oscar desde 1976 y tiene asegurados los derechos de esa emisión hasta 2028. Según la ejecutiva, este año serán los actores encargados de anunciar los distintos premios y las películas las verdaderas estrellas de la ceremonia. "Esta es la mejor manera de mantener dinámico y enérgico el show a lo largo de tres horas", subrayó.

Para Burke, esta es la verdadera razón por la cual se resolvió no buscar un reemplazante para Kevin Hart, que en un principio había sido anunciado como anfitrión de la ceremonia que se hará el domingo 24 de febrero en el Teatro Dolby, de Hollywood, pero pocas horas después decidió renunciar tras la revelación de antiguos tuits con afirmaciones burlonas del comediante contra la comunidad gay.

"La meta más importante de todas, según me fue dicho por la Academia el año pasado, es lograr que la ceremonia no supere las tres horas", afirmó Burke. La ejecutiva también admitió que el tema permaneció en el primer plano del debate público en los últimos días debido a la falta de definiciones sobre el conductor. "Era un misterio que debía resolverse de manera imperiosa. El público estaba realmente preocupado por saber qué iba a pasar", agregó.

La necesidad de reducir el tiempo de duración de la ceremonia se convirtió en una obsesión para la Academia. Sobre todo después de que el año pasado se registrara el rating más bajo de toda la historia de las transmisiones televisivas del Oscar (apenas 26 millones y medio de televidentes) para una ceremonia que duró tres horas y 53 minutos.

El último lunes, los 171 asistentes al tradicional almuerzo con el que la Academia cada año agasaja a los nominados recibieron una nueva recomendación de los productores de la ceremonia televisiva, Glenn Weiss y Donna Gigliotti. Cada ganador tendrá 90 segundos a su disposición, que serán medidos desde que se levanta de su asiento y camina en dirección al podio hasta que concluye su discurso de agradecimiento. "Mientras más rápido vayan hacia el escenario, más tiempo tendrán para hablar", advirtió Gigliotti.

Para ilustrar el pedido, los productores exhibieron ante los nominados el momento de la ceremonia de 2001 en el que Steven Soderbergh agradece el Oscar al mejor director que obtuvo por Traffic. En ese momento dijo que prefería hacer los agradecimientos personales en privado y dedicarle el premio a los creadores artísticos en general.

El discurso de agradecimiento de Steven Soderbergh en los Oscar 2001 - Fuente: YouTube

02:25
Video

Burke no quiso entrar en detalles respecto de cómo será este año la puesta en escena de la gran fiesta del Oscar. Sólo adelantó, sin precisiones, que se está preparando un cuadro de apertura "emocionante" y que la ceremonia no se abrirá con la entrega de uno de los premios. Tampoco dijo cuáles premios serán anunciados durante las pausas publicitarias. La Academia justificó esa controvertida decisión para hacer más ágil la ceremonia.

Para compensar la ausencia de un anfitrión, Burke también señaló que este año el tramo musical del espectáculo será "fenomenal". Como se sabe, después de varias deliberaciones quedó confirmado que los cinco temas nominados a mejor canción original serán interpretados en vivo, por lo que figuras como Lady Gaga, Bradley Cooper (ambos con "Shallow", de Nace una estrella), Kendrick Lamar (por "All the Stars", de Pantera Negra), Jennifer Hudson (por "I’ll Fight", del documental RBG) y Gillian Welch y David Rawlings (por "When a Cowboy Trades his Spurs for Wings", de La balada de Buster Scruggs) cantarán en el escenario el domingo 24. La quinta canción ("The Place Where Lost Things Go", de El regreso de Mary Poppins) tendrá un "invitado sorpresa" para su interpretación en vivo, según había adelantado la Academia hace algunas horas.

También está confirmada la primera lista de figuras encargadas de anunciar los premios. La integran Awkwafina, Tina Fey, Daniel Craig, Amy Poehler, Constance Wu, Jennifer Lopez, Whoopi Goldberg, Maya Rudolph, Charlize Theron, Chris Evans, Brie Larson, Amandla Stenberg y Tessa Thompson. Se sumarán más nombres en los próximos días.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.