Santiago, Italia: notable documental histórico

Fuente: LA NACION
Javier Porta Fouz
(0)
15 de agosto de 2019  

Santiago, Italia

Nuestra opinión: muy buena

(2018, Italia/Francia/Chile, hablada en español e italiano) / Dirección: Nanni Moretti. Producción: Nanni Moretti, Jean Labadie, Gabriela Sandoval, Carlos Núñez / Guion: Nanni Moretti / Fotografía: Maura Morales Bergmann / Edición: Clelio Benevento / Distribuidora: Zeta Films / Duración: 80 minutos / Calificación: apta para mayores de 13 años

Luego del golpe de Estado de Augusto Pinochet del 11 de septiembre de 1973, la embajada italiana en Santiago de Chile cumplió un rol notable, histórico. Y hacia ese hecho, hacia esa multiplicidad de relatos individuales, se dirige con decisión Nanni Moretti para hacer -una vez más- cine político, de ese que puede observar y pensar más allá de los relatos personales, pero -como siempre en el cine del director de Palombella rossa- sin descartarlos, volviéndolos imprescindibles, insoslayables para intentar comprender. Con los protagonistas -los refugiados pero también otros, como algunos héroes y algún villano- contando sus historias y sus perspectivas, Moretti regresa al largometraje documental, a casi 30 años de La cosa (sobre el PCI, el Partido Comunista Italiano).

Santiago, Italia arranca con el recuerdo del gobierno de Salvador Allende y de su figura. Y a partir de ese punto de partida conmovedor y ya conocido nos adentramos en caminos menos explorados, y se suceden los relatos de diversos testigos: historias de exilios, tensiones, cambios, canalladas, crímenes y también altruismos. Santiago, Italia, a partir de una fluidez expositiva notable, se revela progresivamente como un relato múltiple nada laxo, incluso hasta tenso. Y Moretti entrevista con empatía y por momentos con temblores provenientes de sus ideas. Y narra y escucha, y narra y piensa, y narra y conmueve con algunas de las armas más nobles y perdurables del cine.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.