Seis comedias adolescentes para descubrir a las herederas de John Hughes

Saoirse Ronan como Lady Bird, en la ópera prima de Greta Gerwig, nominada a cinco Oscar
Saoirse Ronan como Lady Bird, en la ópera prima de Greta Gerwig, nominada a cinco Oscar Fuente: Archivo
María Fernanda Mugica
(0)
1 de mayo de 2020  • 11:50

Con los pasillos llenos de lockers y la cafetería de la escuela como escenarios, las películas adolescentes de los 80 le sacaban el jugo a los conflictos propios de esa edad en forma de comedia, a veces con un toque de drama. Dentro de ese panorama, John Hughes fue el guionista y director que más se destacó, con películas como El club de los cinco, Un experto en diversión y Se busca novio, que demostraban su particular sensibilidad para retratar la adolescencia. A pesar de ser un hombre de treinta y pico, el realizador parecía no haber olvidado lo que se sentía tener dieciséis.

Quienes vieron sus películas entienden perfecto qué es un film "estilo Hughes", aunque el director abandonó pronto aquel género del que se había apropiado y se dedicó a las comedias familiares, terreno en el que había incursionado con la serie de películas de Vacaciones.

El vacío que dejó fue ocupado en las décadas siguientes por guionistas y directoras mujeres, que siguieron las reglas del género y el camino que había esbozado el director pero impusieron su sello propio. Sobre todo, aportaron una mirada femenina sobre la adolescencia y sus altibajos, que estaba presente solo en algunas excepciones, en los trabajos de realizadoras como Martha Coolidge, directora de Valley Girl, y Amy Heckerling, quien dirigió una de las mejores películas del género de los 80, Picardías estudiantiles (Fast Times at Ridgemont High), y volvería a hacerlo en los 90 con Ni idea (Clueless)

El cambio de milenio trajo una nueva camada de cineastas dispuestas a examinar la adolescencia desde sus perspectivas personales, incorporando los cambios de época para ampliar el retrato de la experiencia de esos años. La inclusión del amor LGBTQI en las tramas de forma orgánica, un cambio en los valores de lo que se percibe como ser exitoso y la subversión de los clichés asentados en las películas del género, son algunos de los cambios que se impusieron a partir de esta renovación.

En las películas de las herederas de Hughes la amistad femenina es lo central y la búsqueda del amor está en segundo plano, como algo valioso pero no excluyente en la vida de las protagonistas (que casi siempre son mujeres). Las relaciones con los padres son muy distintas a las de las películas de los 80, con una voluntad de bucear en lo que significan en la construcción de la personalidad de los adolescentes. Porque si de algo tratan todas estas películas es de lo que significa crecer y el proceso de convertirse en adulto, esa combinación no siempre bien equilibrada entre lo que uno desea ser y lo que es.

Además de las películas de Hughes –varias de las cuales están disponibles en Netflix, como Días de pinta (Ferris Bueller's Day Off) y El club de los cinco– las plataformas de streaming ofrecen algunos de los mejores títulos de estas herederas del director que ampliaron el género y lo adaptaron a nuestros días. Acá van seis recomendaciones para ver en casa:

Trailer de Ni idea

02:18
Video

1) Ni idea (1995)

Amy Heckerling dejó su marca en el género adolescente de los 80 con Picardías estudiantiles, escrita por Cameron Crowe, y sorprendió a mediados de los 90 con esta adaptación de Emma, de Jane Austen. Heckerling escribió el guion de esta perfecta comedia que convierte a Emma en Cher, una chica rica de Beverly Hills que aprende a salir de su burbuja y encuentra el amor en el lugar menos pensado. La actuación de Alicia Silverstone es perfecta y también la del resto del elenco, que incluye a Brittany Murphy y Paul Rudd. El uso expresivo del vocabulario adolescente fue fundamental en la creación de diálogos brillantes, que supieron dejar frases para la historia (desde el intraducible "As if!" hasta el sorprendentemente potente final del discurso de Cher sobre la inmigración, rematado con un visionario: "No dice RSVP en la Estatua de la Libertad" ). El nivel de detalle de las actuaciones, diálogos y también de la estética del film hicieron de Ni idea una de esas películas que se visten de superficialidad para luego pegarle al espectador con verdades sobre la vida cuando menos lo espera. Disponible en Netflix, YouTube y Apple TV.

2) 10 cosas que odio de ti (1999)

Esta película dirigida por Gil Junger lleva las marcas de sus guionistas, Karen McKullah y Kirsten Smith. Bueno, y de un tal William Shakespeare, que escribió la obra en la que el film está inspirado, La fierecilla domada. Con una rubia con muchas ideas propias como protagonista –característica que MKullah y Smith repetirían con variaciones en sus siguientes películas, Legalmente rubia y La casa de las conejitas–, la película construye una historia de amor que logra superar las condiciones de falsedad con las que comienza. Julia Stiles y Heath Ledger le dan vida a esa historia, secundados por los no menos talentosos Larisa Oleynik y Joseph Gordon-Levitt. La escena en la que Ledger le canta a Stiles "Can't Take My Eyes Off You" en la cancha de fútbol americano para convencerla de salir con él ya es un clásico del género, certificado por su inclusión en la parodia de las películas adolescentes No es otra tonta película americana (que se puede ver en Netflix). Disponible en Netflix, YouTube y Apple TV.

Trailer de chicas pesadas - Fuente: YouTube

01:24
Video

3) Chicas pesadas (2004)

Aquí también la figura del director Mark Waters queda en segundo plano frente a su guionista y productora, Tina Fey, quien impone su marca autoral sobre la película. En el "universo Fey", conviven la inocencia con el humor corrosivo y los personajes son a la vez estereotipos y totalmente originales. Lindsay Lohan llegó al punto más alto de su carrera con esta interpretación de una chica que, luego de vivir en África y ser educada en su hogar por sus padres antropólogos, ingresa a una típica secundaria norteamericana. Las amistades que consigue en un principio se ven jaqueadas cuando el grupo de las chicas populares, "las plásticas", la invitan a sentarse a su mesa y ella acepta, arriesgándose a la confusa vida de una especie de doble agente de los grupos del colegio. Si Lohan llegó a la cima, Rachel McAdams apareció allí como una promesa de gran actriz que luego cumplió. Todos estos elementos se conjugan con la incisiva mirada de Fey sobre la vida de las adolescentes, las presiones que sufren sobre su aspecto físico y cómo la amistad entre las chicas de esa edad puede ser un infierno pero también su salvación. Disponible en Amazon Prime Video, YouTube y Apple TV.

4) Mi vida a los 17 (2016)

Una amistad que se convierte en el infierno es también el centro de la opera prima de Kelly Fremon Craig. La directora y guionista narra la historia de Nadine, una chica que lidia con el duelo por la muerte de su padre, las dificultades para relacionarse con su madre y hermano y, sobre todo, un odio que se expresa contra casi todos pero que en realidad está dirigido a ella misma. Una situación inesperada que Nadine (Hailee Steinfeld) considera una traición por parte de su mejor y única amiga, la lanza a uno de esos espirales descendentes de emoción que son bastante comunes en la adolescencia. Fremon Craig, como otras guionistas y directoras, entiende algo que estaba ausente de las películas del género en los 80: la centralidad de la amistad femenina en la adolescencia como factor de estabilidad (a pesar de sus inestabilidades). La protagonista tiene que soltar ese ancla, pasarlo horrible y replantearse todo para poder volver a su centro emocional, reconciliarse consigo misma y así poder amar a otros, incluido a un chico de los que realmente valen la pena. Disponible en Netflix, YouTube y Apple TV.

Trailer de Lady Bird

01:02
Video

5) Lady Bird (2017)

Cómo ser uno mismo y que los otros lo acepten y quieran es un problema central de la adolescencia. Lady Bird es una chica que lucha por preservar su espíritu original, mientras pasa por lo mismo que todas las otras adolescentes. La relación con los padres, en especial con la madre, está tratada en profundidad y con un nivel de emoción que no se reprime pero logra mantenerse en perfecto equilibrio con el humor que recorre el film. La escritura detallista y sensible de Greta Gerwig, directora y guionista del film, está reforzada por su puesta en escena y el trabajo de actores talentosos, que van desde los experimentados Laurie Metcalf y Tracy Letts en los roles de los padres, hasta los jóvenes intereses amorosos Lucas Hedges y Timothée Chalamet. Pero en el centro de todo está la amistad femenina representada en Lady Bird y su amiga Julie, encarnadas por las mejores actrices que podían hacerlo. Saoirse Ronan interpreta a esa especie de alter ego de Gerwig, una chica creativa que quiere irse a estudiar a Nueva York, mientras que Beanie Feldstein resulta una revelación como una intérprete de un encanto y gracia supremos, que terminaría de consagrarse en su siguiente película dentro de este género. Disponible en Flow, Fox Premium, YouTube y Apple TV.

6) La noche de las nerds (2019)

Beanie Feldstein y Kaitlyn Dever son una fuerza de la naturaleza que arrasa en la primera película de Olivia Wilde como directora. Las protagonistas son chicas feministas, despreocupadas por ser las más populares del colegio porque tienen grandes planes para el futuro. Cuando descubren que sus compañeros –que estuvieron de fiesta durante todo el secundario– lograron entrar a las mismas universidades de elite que ellas, deciden que necesitan recuperar el tiempo perdido en esa última noche de la secundaria. El guión escrito por Emily Halpern, Sarah Haskins, Susanna Fogel y Katie Silberman combina características de las películas adolescentes con la comedia alocada de los 80, como si Después de hora o Buscando desesperadamente a Susan se mezclaran con las películas de Hughes y todo fuera adaptado al presente de una forma que nunca resulta forzada. Esta nueva mirada está presente en cómo se retratan los deseos sexuales de las protagonistas; en la forma en la que todos los personajes adolescentes le dan una vuelta de tuerca al cliché que parecen encarnar y en cómo se trata la imagen corporal. La noche de las nerds plantea la incomprensión entre los adolescentes, incluso dentro la idílica amistad de las protagonistas. Y lo hace en el contexto de una de las aventuras más raras y divertidas que se vieron en el cine norteamericano de los últimos años. Disponible en Flow, Fox Premium y Apple TV.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.