The Man Who Killed Don Quixote: la película maldita que podría no verse en Cannes

La esperada película dirigida por Terry Gilliam tardó dos décadas en filmarse por diferentes problemas de producción
La esperada película dirigida por Terry Gilliam tardó dos décadas en filmarse por diferentes problemas de producción
(0)
7 de mayo de 2018  • 09:28

Cannes arranca este año con una disputa legal y el protagonista es The Man Who Killed Don Quixote, un film que ya ha sido denominado "maldito" porque su rodaje pasó por tantos obstáculos que tardó dos décadas en terminarse. La novedad es que un tribunal de París estudia si el festival de cine puede mostrar la esperada película dirigido por Terry Gilliam debido a una demanda de un productor portugués.

Esto se da en la víspera de la inauguración, en la Riviera Francesa, de uno de los festivales cinematográficos más importantes del calendario, y que debería cerrar con la producción de Gilliam el 19 de mayo. Este film está protagonizado por Adam Driver, Jonathan Pryce y Stellan Skarsgard y es una interpretación libre de Don Quijote, el clásico de la literatura española escrito por Miguel de Cervantes.

Trailer The Man Who Killed Don Quixote - Fuente: YouTube

01:36
Video

El productor portugués Paulo Branco, quien inicialmente trabajó con Gilliam en el film, reclama que tiene los derechos de la película y demandó a los organizadores de Cannes para que no se emita. Por su parte, Gilliam, de 77 años, niega el reclamo de Branco.

Gilliam invirtió casi dos décadas para terminar el film pues el rodaje pasó por múltiples problemas de producción, financiación y cuestiones legales. "Disculpas por el largo silencio. Estuve ocupado cargando el camión y ahora estoy yendo a casa. Luego de 17 años he completado The Man who Killed Don Quixote. Muchas gracias a todo el equipo y a quienes creyeron en el proyecto. QUIXOTE VIVE!", había declarado Gilliam el año pasado en un mensaje por Facebook, contento con la idea de que su film por fin se vería en las salas de cine.

En un principio los protagonistas eran Johnny Depp y Jean Rochefort, pero el rodaje -tal como quedó registrado en el impresionante documental Lost in La Mancha- fue cancelado varias veces por lluvias torrenciales, los ruidos de los aviones de la Otan que sobrevolaban el lugar y la falta de presupuesto: de los 40 millones de euros prometidos sólo se recibió 32 millones, para sorpresa de su director. Finalmente, el año pasado el film se terminó en nueve semanas y con 16 millones de euros de presupuesto, y fue rodado en Toledo, Madrid, Tomar (un pueblo cerca de Lisboa) y Fuerteventura.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.