Cinco figuras que se quejaron de sus biopics

Después de la controversia con Red social, Mark Zuckerberg y Jesse Eisenberg se encontraron en Saturday Night Live
Después de la controversia con Red social, Mark Zuckerberg y Jesse Eisenberg se encontraron en Saturday Night Live Fuente: Archivo
Desde Patch Adams hasta Mark Zuckerberg, un repaso por el enojo de algunas personalidades con su representación en cine
Milagros Amondaray
(0)
22 de septiembre de 2017  • 00:36

*1. MARK ZUCKERBERG y RED SOCIAL

Red social, una de las grandes películas de David Fincher apuntalada por el vertiginoso guión de Aaron Sorkin, fue desde sus orígenes concebida como una obra que excedía Facebook y que funcionaba como una parábola sobre la necesidad de pertenecer y los costos de quedar excluido de ciertos círculos. La decisión fue acertada porque Red social se convirtió en un film atemporal sobre un tópico absolutamente contemporáneo, lo que se dice todo un logro de Sorkin a la hora de poner en palabras del protagonista sentencias que podrían aplicársele a todo genio con problemas para sociabilizar ( en Steve Jobs de Danny Boyle empleó una estructura similar). El guionista contó en reiteradas oportunidades que convocó a Zuckerberg para oír su propia versión de los hechos - desde los pormenores de la creación de Facebook hasta las disputas legales que entabló con Eduardo Saverin, Divya Narendra y los gemelos Winklevoss -, pero que el empresario rechazó la propuesta.

Una vez estrenado el film en 2010, Zuckerberg se explayó con ironía sobre la biopic en el programa 60 Minutes: "Es interesante ver en qué partes acertaron y en cuáles no. Creo que acertaron en las remeras del personaje, yo usé todas ellas, lo mismo con las ojotas, pero en las cosas básicas se equivocaron", expresó Mark y ahondó en uno de esos puntos: "Me hicieron ver como un hombre cuya única motivación para construir Facebook era conquistar mujeres y se olvidaron completamente de la existencia de mi novia [hace referencia a su actual esposa, Priscilla Chan], con quien salgo desde mucho antes de que exista Facebook", aclaró. Como Sorkin no deja nada librado al azar, la incorporación de la figura femenina (Erica Albright, quien tampoco está en el libro en el que se basa el film, The Accidental Billionaires) es estrictamente un MacGuffin para propulsar la acción, una necesaria libertad creativa.

Curiosamente, Zuckerberg y el actor que lo personificó ( Jesse Eisenberg , nominado al Oscar por su actuación) se encontraron tiempo después en la apertura de Saturday Night Live, donde Mark se limitó a reiterar el adjetivo genérico con el que calificó siempre al film de Fincher: "Interesante".

*2. FRANK ABAGNALE y ATRÁPAME SI PUEDES

Leonardo DiCaprio y Frank Abagnale, juntos en el rodaje de Atrápame si puedes
Leonardo DiCaprio y Frank Abagnale, juntos en el rodaje de Atrápame si puedes Fuente: Archivo

La película de 2002 de Steven Spielberg lo encontró a Leonardo DiCaprio en el pico de su carisma. El actor interpretó a Frank Abagnale, quien desde los 18 años en adelante cometió diversos fraudes e incluso llegó a hacerse pasar por un piloto de Pan Am, un doctor de Georgia y un fiscal de Louisiana. Si bien el film presenta sus acciones dentro de un juego de gato y ratón entre él y el agente del FBI Carl Hanratty ( Tom Hanks ), el corazón de la historia es la compleja relación entre ese adolescente y su padre Frank Sr. ( Christopher Walken ). En el caso de esta biopic, la reacción de la figura retratada fue variando con el correr de los años. En una primera instancia, Abagnale aseguró que Spielberg era el único realizador que podía "hacerle justicia" a su historia y de hecho elogió el guión de Jeff Nathanson porque había enfocado no sólo en las estafas sino también en el daño que puede ocasionar la disolución de una familia.

Sin embargo, con el correr del tiempo, el ahora consultor eludió preguntas alusivas al film porque le resultaba doloroso recordar su pasado accionar como criminal y llegó a sentir rechazo por el largometraje. "Me arrepiento mucho de 'mis años Atrápame si puedes', nunca hubiese cometido esos delitos si no hubiese sido un adolescente tan solitario, no hubiese estado huyendo cinco años o en prisión", se sinceró y agregó que el libro en el que se basa la película de Spielberg - y la película misma - ya quedaron atrás en su vida: "Jamás volvería a escribir sobre eso, me trajo mucho éxito y convirtió algo negativo en positivo, pero todo lo que vino después fue una carga demasiado pesada para mi cotidianidad", le confesó al portal AARP.

*3. MICHAEL OHER y UN SUEÑO POSIBLE

Michael Oher, el verdadero y el caracterizado por Quinton Aaron
Michael Oher, el verdadero y el caracterizado por Quinton Aaron Fuente: Archivo

Por tratarse de una biopic de manual, excesivamente larga y visualmente chata, Un sueño posible consiguió ser nominada al Oscar como mejor película y su protagonista, Sandra Bullock , obtuvo la estatuilla a la mejor actriz de 2009. El film de John L. Hancock (director de otros dramas biográficos endebles como El sueño de Walt y The Founder) se centró en la figura de Michael Oher (Quinton Aaron), un joven sin hogar abandonado por su madre, que es adoptado por Leigh Anne Tuohy (Bullock), una decoradora de interiores de posición acomodada que le brinda a Michael la posibilidad de tener una familia y un futuro como jugador de fútbol americano.

El guión de Hancock aborda tanto la infancia problemática de su protagonista como su eventual descubrimiento de que el deporte era su verdadera pasión. En ese aspecto, Oher se mostró profundamente disconforme con el film, asegurando que siempre supo que el fútbol iba a ser clave en su vida: "Ya la película me tiene cansado", declaró con honestidad brutal en 2013 a Los Angeles Times. "El fútbol es lo que me hizo estar acá y la película no muestra bien eso... es genial, es inspiradora para mucha gente, pero mi principal problema es que no mostraron que ya en mi infancia el fútbol era fundamental para mí y me hicieron quedar como un improvisado, como si no supiera nada del tema", añadió.

Por otra parte, Oher expresó que Un sueño posible "no es la película ideal para conocer quién soy verdaderamente", aunque su madre Leigh Anne sí respaldó la biopic, al punto tal de que acompañó a Bullock a la entrega del Oscar en la que fue premiada.

*4. IKE TURNER y TINA (WHAT'S LOVE GOT TO DO WITH IT)

A Ike Turner no le gustó cómo fue retratado en la biopic de Tina Turner
A Ike Turner no le gustó cómo fue retratado en la biopic de Tina Turner Fuente: Archivo

Si hay un adjetivo que describe a la biopic de Brian Gibson, ése es visceral. La película de 1993 ponía el foco en la vida de Tina Turner, especialmente en sus años junto a su ex marido, Ike, quien ejerció violencia de género sobre ella. De hecho, Tina (What's Love Got to Do with It) está basada en las memorias de la cantante, quien cedió los derechos para que sus palabras pudieran ser traspoladas al cine. De todas formas, el fallecido músico, cuando vio el producto terminado, declaró que iba a escribir su autobiografía para "limpiar" su nombre. En el libro en cuestión, Taking Back My Name, Turner hacía un racconto de los motivos por los cuales el film dañó su reputación y falló en mostrar su vínculo con Tina.

"La única vez que la golpeé fue la última y lo hice después de que ella me golpeara en el pecho. Antes de ese momento, las pequeñas cachetadas, las peleas, o lo que sea que fuera todo eso, se trataba de una cuestión de actitud. Nunca discutimos por infidelidades o porque no cuidaba a los niños, sólo lo hacíamos porque ella no me quería decir por qué estaba tan triste entonces. Por eso, a veces la cacheteaba pero después estábamos bien", contaba Ike con alarmante naturalidad.

En el film, el músico fue personificado por Laurence Fishburne, quien aceptó formar parte del proyecto cuando se enteró de que Angela Bassett iba a ponerse en la piel de Tina. Ambos fueron nominados al Oscar por sus interpretaciones.

*5. PATCH ADAMS y SU PELÍCULA HOMÓNIMA

Patch Adams, en el rodaje con Robin Williams, tiempo antes de criticar el film
Patch Adams, en el rodaje con Robin Williams, tiempo antes de criticar el film Fuente: Archivo

Patch Adams forma parte de una sucesión de películas de los noventa no precisamente dignas de Robin Williams . En el film de Tom Shadyac, el actor interpretaba al famoso médico que aseguraba que una relación amable con el entorno contribuía a la mejoría de los pacientes. De todas formas, aunque hay imágenes que revelan complicidad entre el fallecido actor y el médico y fundador del Instituto Gesundheit!, lo cierto es que a Hunter Adams no le convenció en absoluto el producto final, al cual criticó por la manera en la que ponía énfasis en el humor físico y no en sus logros como figura de la medicina. "Después de la película, no hubo ni un sólo artículo positivo sobre mi persona, eran todos tontos, estúpidos, insignificantes, hasta hicieron llorar a mis hijos, quienes leían cosas sobre una persona que no era precisamente su padre", reveló.

Adams también puntualizó en lo superfluo del guión de Steve Oedekerk: "Sabía que el film iba a hacer eso, mostrarme como un doctor gracioso y nada más, imaginen lo superficial que me hicieron sentir, sobre todo después de volver de un viaje a Cuba donde viajamos con 17 payasos en una zona que había sido afectada por el peor huracán de la historia de ese país", le contó a New Renaissance Magazine, subrayando su molestia con el tono cómico de un film de manipuladora emotividad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.