Entre navajas y secretos: un policial que rejuvenece el género para fascinar como la primera vez

Trailer de "Entre Navajas y Secretos"

02:25
Video
María Fernanda Mugica
(0)
12 de diciembre de 2019  

Entre navajas y secretos

Nuestra opinión: excelente

(Knives Out, EE.UU. / 2019) / Dirección: Rian Johnson. Guion: Rian Johnson. Fotografía: Steve Yedlin. Elenco: Daniel Craig, Ana de Armas, Jamie Lee Curtis, Christopher Plummer. Distribuidora: BF. Duración: 140 minutos. Calificación: apta para mayores de 13 años

Lo que hizo Wes Craven con el slasher en Scream, Rian Johnson lo hace ahora con el policial clásico. Parodiar un género es relativamente fácil, compilando los lugares comunes para que el público que los conoce se ría ante la mera repetición y ridiculización. Pero deconstruirlo y volverlo a armar es un trabajo para un cineasta con completo manejo de su oficio y fascinación genuina por el género.

Craven lo demostró con Scream, una película repleta de humor paródico y referencias al género, pero que también se circunscribe a este, ofreciendo la experiencia del terror slasher al mismo tiempo que reflexiona sobre él. Entre navajas y secretos opera de la misma manera: su humor subraya los clichés de las historias del policial clásico, al estilo Agatha Christie, mientras que mantiene el interés por la resolución de la trama. Lo consigue a través de una ingeniería de guion en la que la estructura, cada línea de diálogo y los detalles que se van plantando están pensados para encajar cual piezas de un rompecabezas. Mientras tanto, se va tejiendo por debajo un comentario sobre temas sociales acuciantes, como la inmigración y la desigualdad económica, sin caer en la solemnidad.

La precisión quirúrgica de los mecanismos de la trama se equilibra con el tono lúdico marcado por los diálogos y materializado a través de las actuaciones. Todos parecen estar divirtiéndose como nunca, entregados a la hipérbole de sus roles: desde el veterano Christopher Plummer, quien interpreta al escritor de misterio Harlan Thrombley, cuyo suicidio levanta sospechas y desencadena una investigación a cargo de Benoit Blanc, encarnado por Daniel Craig, que luce uno de los acentos más ridículos del cine reciente (totalmente a propósito); hasta Jamie Lee Curtis y Michael Shannon, que interpretan a los hijos del escritor; Chris Evans, que deja de lado su imagen de superhéroe para ser el nieto rebelde que viste lindos suéteres, y Ana de Armas, la enfermera hija de inmigrantes de algún país latinoamericano que los Thrombley no parecen poder recordar.

Johnson completa con la puesta en escena lo que propone en el guion. Inspirado por Hitchcock tanto como por Agatha Christie, el director homenajea a los clásicos del género también en la estética del film, aprovechando al máximo la riqueza del lenguaje cinematográfico. Los travellings rápidos hacia la cara de Craig cuando revela algo de la trama o un plano de Ana de Armas en sombras excepto por sus ojos iluminados contienen, a la vez, el humor paródico y una resignificación de la forma de contar esas historias que parecían cristalizadas, que ya no había nada novedoso para hacer con ellas. No sería extraño que, como pasó con Scream, Entre navajas y secretosinspire una nueva tendencia de policiales clásicos con una vuelta de tuerca, en más de un sentido.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.