Yo antes de tí provee la eterna satisfacción de ir a sufrir al cine