Con nombre y apellido

(0)
23 de septiembre de 2005  

Aunque con pasado de jugador de jockey sobre hielo en su país de origen, el embajador canadiense Yves Gagnon admite que su tarea diplomática en Buenos Aires –donde vive desde hace un año– lo ha llevado a disfrutar de otros deportes, según él, "más tranquilos". Como el fútbol: "Voy a la cancha de Boca Juniors, pero mis dos hijos pequeños van a la escuela de fútbol de River Plate". Todo tiene su explicación: "Se debe a una cuestión geográfica, se nos hace más fácil ir de San Isidro a Núñez que a La Boca", indica, cada vez que se lo preguntan, en buen español, cosechado cuando estuvo acreditado en Venezuela.

* * *

Un hecho solidario es una buena manera de asociar perfiles tan distintos como los de Daniel Scioli –en funciones de vicepresidente– y el cantante Guillermo Novelis –el de La Mosca, también en funciones–. Así pasó, noches atrás en el Hilton, en la comida anual a beneficio de la fundación del padre Mario Pantaleo, que ayuda a más de 3000 familias sin recursos. Scioli fue invitado a decir unas palabras, y Novelis a cantar a capella su hit Yo te quiero dar. Con ayuda desde todas las mesas, eso sí, que sumaban unas 900 voces. Entre la concurrencia variopinta, iban y venían Adriana Aguirre, el ministro de Salud Ginés González García, el clan Di Palma (Marcos, Hugo, Hugo Jr. y Patricio, que remataron una pelota firmada por todos los jugadores del Inter), Graciela Borges, Mariana Arias, Cecilia Caramelito Carrizo –enemistada con sus tacos altísimos– y, rebeldes, Anamá Ferreira y Evelyn Scheidl, que no quisieron sentarse a las mesas asignadas..., sino con Florencia de la V.

* * *

Otro caso de cómo las ganas de ayudar pueden acercar mundos distintos es el calendario 2006 de la fotógrafa Gaby Herbstein. A beneficio de la Fundación Huésped y en contra de la discriminación, mes a mes mostrará qué cosas no transmiten el HIV. Para eso, posaron cantidad de músicos solidarios: desde el Chango Spasiuk, que se resignó a que le untaran la cara con brea, hasta Kevin Johansen, que por esos días debía guardar reposo, y sólo se levantó para ir a la producción. De la Mona Giménez a la moderna DJ Romina Cohn (tras las fotos, decidió aprovechar su maquillaje con strass y esperar así más de 24 horas, hasta la hora de su show). Y desde Diego Torres (que apenas terminaron sus fotos debió partir raudo a una reunión, con la cara llena de maquillaje frozen) hasta Adriana Varela. Ella llegó al estudio el día de su cumpleaños y –aunque esperaba invitados en su casa– se quedó hasta última hora. Su producción terminó con torta y velitas. Charly García también participó de la movida solidaria, y su sesión fue la más larga: 3 horas.

* * *

Y, aunque no sea benéfico, un aniversario de casamiento también puede agrupar una heterogeneidad ejemplar. Margarita O’Farrell de Gutiérrez Zaldívar e Ignacio Gutiérrez Zaldívar cumplieron 30 años de casados, y pasaron a saludarlos, entre otros, Jorge Asís, Mirtha Legrand, Luis Patti, Carlos Avila, Ludovica Squirru, Juan Carlos Bagó, Aldo Sessa, Richard Handley, Félix Luna, Bruno Quintana y Antonio Salonia.

* * *

Teresa Calandra se encaminaba a la presentación de temporada de su colección de anteojos –un almuerzo en La Mansión del Four Seasons– cuando recibió una primera llamada a su celular: era Susana Giménez, que se excusaba por no poder acompañarla en persona y le deseaba merde. Ya en el lugar, Marcela Tinayre –llegada desde Nueva York hacía un par de horas– comentaba el calor que estaba haciendo por allá a Patricia Miccio, que justamente esa tarde volaba al país del Norte. Y Daniela Cardone anunciaba que también estaba haciendo las valijas: "Voy a España a saludar a mis amigos españoles". Entonces se aproximó al grupo Rossela della Giovanpaola: "Yo me estoy yendo a Italia la semana que viene". Elsa Serrano, que en breve viajará a Milán, analizó la situación y concluyó: "El mundo está cada vez más chico".

* * *

Nada más comprometido que cocinar para 23 chefs. Joan Facht se lo tomó con filosofía orienal y despachó un pescado masala hindú para homenajear a los profesionales que harán platos magistrales durante la próxima Noche de los Chefs, comida anual a beneficio de Esclerosis Múltiple Argentina (EMA), el 5 de octubre en el Sheraton. Ayer al mediodía, en un piso de la Avenida del Libertador, Facht preparó el menú para Beatriz Fava, Gabriela Bertagni, Fernando Trocca y Jean Cristophe, entre otros, sin consultar con su hija Jeannine, otra cocinera presente en calidad de agasajada. “Sos nuestra pollita”, le decía Donato De Santis a Jeannine Christophe. Y no se refería a su edad, sino al plato que está planeando: muslos de pollo estofados en cerveza. El italiano, al que EMA convoca por decimotercera vez, planea estrenar una combinación que hasta ahora sólo tiene en mente y jamás probó: centolla con fainá y salsa de porotos negros.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?