Conflicto entre Los Nocheros y la Iglesia

A propósito de su presentación en Salta
(0)
23 de agosto de 2001  

SALTA.- La esperada presentación de Los Nocheros en su tierra, anunciada desde hace varias semanas para el 13 de septiembre, inicio del Triduo Solemne de homenaje al Señor y la Virgen del Milagro, generó una polémica, ya que las autoridades eclesiásticas pidieron que en esa fecha no haya actividades que puedan entorpecer el espíritu de recogimiento.

La provincia comienza el Tiempo del Milagro a fines de julio para llegar el 6 de septiembre al novenario con una creciente cantidad de fieles locales y peregrinos, que culmina con el Triduo Solemne el 13, 14 y 15 de septiembre, tres jornadas de feriado provincial, todo lo cual cierra con la multitudinaria procesión en la que se renueva el pacto de fe del pueblo de Salta con sus patronos.

Hubo un pedido expreso desde la curia salteña para que la presentación no se realice el 13, pero hasta ahora el espectáculo se mantiene y el productor del grupo, Flavio Ferreyra, dijo que el conjunto está en el sur del país y que "el recital se va a hacer" en el estadio polideportivo Delmi, abreviatura de Del Milagro. Remarcó que es el quinto año que lo harán en esa fecha y que "es una fiesta de Salta para los salteños", pero que también atraerá espectadores de otros lugares que bien pueden sumarse a los cultos religiosos. Prefirió no entrar en la polémica, pero dijo que "es una fiesta familiar y por qué no aprovecharla para concurrir a un recital donde no hay violencia". Aseguró que las entradas se siguen vendiendo con buena colocación "por el cariño que hay entre Los Nocheros y los salteños".

El vicario general de la Arquidiócesis, monseñor Dante Bernacki, consideró que el recital forma parte de acciones tendientes a desvirtuar el sentido del Milagro afirmando que el Triduo es un período penitencial que debe mantenerse evitando el riesgo de convertirlo en una temporada de turismo. La preocupación del arzobispo monseñor Mario Cargnello, no sólo para esta fiesta, sino para todos los cultos patronales de la provincia, es que se dé importancia prioritaria al sentido religioso y evitar actividades paralelas que se aprovechan de la convocatoria de la fe y la desnaturalizan.

El intendente interino, Miguel Issa, por su parte aclaró que cuando asumió el cargo, la semana pasada, el permiso del recital ya estaba otorgado y cualquier modificación podría generar demandas contra la comuna.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?